Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol /  GALA ESPÍN CG

Jordi Pujol recibe el alta médica tras varios días hospitalizado por sufrir un ictus

El expresidente de la Generalitat permanecía ingresado en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona

3 min

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha recibido el alta médica este sábado. El líder convergente se encontraba ingresado en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona tras sufrir un ictus cerebrovascular de carácter isquémico el pasado lunes.

Se encuentra recuperado y estabilizado, por lo que en adelante seguirá el tratamiento para reducir al máximo las secuelas que hayan podido quedar desde el ambulatorio.

Pujol, de 92 años, fue intervenido de urgencia para eliminar un trombo de una arteria que le había causado un ictus. En un principio, el 12 de septiembre, se informó que era una afección neurológica leve, aunque poco después con la operación quirúrgica se desmintieron tales informaciones y se anunció que, aunque su vida no corría peligro, podría "dejarle secuelas".

El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, en la presentación del documental sobre Tarradellas de Albert Solé / Luis Miguel Añón - CG
El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, en la presentación del documental sobre Tarradellas de Albert Solé / Luis Miguel Añón - CG

Últimas apariciones en público

El fundador de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y presidente del Govern entre 1980 y 2003, había acudido a varios actos públicos poco antes de sufrir el ictus, tras haber dosificado sus apariciones desde 2014. El pasado jueves 8 de septiembre asistió a la presentación de un documental sobre su antecesor al frente de la Generalitat, Josep Tarradellas, y el sábado siguiente concedió una entrevista a Catalunya Ràdio. Esta última, además, con motivo de la muerte de la reina Isabel II del Reino Unido.

En 2014, confesó haber ocultado en el extranjero durante 34 años dinero procedente de una herencia, cuyo origen investiga la justicia. Tanto él como su familia están a la espera de juicio por esa cuestión, y varios de sus hijos se han visto implicados en casos de presunta corrupción. Se prevé que sean llamados al banquillo de los acusados en 2024.