Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Évole, periodista de LaSexta, plantea una reflexión sobre la guerra de Ucrania / EUROPA PRESS

Jordi Évole sobre la guerra de Ucrania: “Somos así, no aprendemos”

El periodista de La Sexta reflexiona sobre los bombardeos en zonas del mundo que sentimos lejanas, como Yemen o Palestina

3 min

El periodista de LaSexta Jordi Évole ha sacudido Twitter con su reflexión acerca de la guerra de Ucrania a través de la descripción de la capital del país, Kiev. "Las calles de Kiev se parecían demasiado a las nuestras", asegura el presentador en una columna publicada en La Vanguardia

"Había Zaras, Starbucks, McDonalds. Gente paseando. Comprando. Músicos callejeros. Bares donde se celebraban cumpleaños y despedidas de soltera. Barrios de moda. Facturas por pagar. Y alquileres al alza. Si levantabas la mano en una avenida, se te paraba un taxi. Si se te estropeaba el coche, llamabas a la grúa y te daban uno de sustitución en el taller. Si te acababas una serie de Netflix, enseguida tenías otra para ver. Y había gente harta de no estar suscrita a la plataforma dónde ponían la serie que quería ver", comienza describiendo el presentador del programa Lo de Évole, de LaSexta.

"La vida era maravillosa"

Évole incide en que, hasta hace apenas 10 días, cuando empezaron los bombardeos, las calles de Kiev se parecían demasiado a las nuestras. En la columna, ofrece innumerables ejemplos, hábitos y un listado de costumbres de la capital, que se asemejan mucho a los de cualquier ciudad Europea. “"Los sábados por la mañana había ligas escolares de fútbol. De baloncesto. De balonmano. Y por la tarde en el aparcamiento de un centro comercial dejabas el coche a limpiar y hacías la compra de la semana", ejemplifica.

La reflexión que ha sacudido la conciencia de sus seguidores llegaba al final del artículo. "En Kiev la vida era maravillosa y no lo sabían. Y pasaban todas esas cosas que se parecen demasiado a las que nos pasan a nosotros. Por eso esta guerra nos estremece. Nos tiene pendientes. Nos preocupa. Nos provoca contradicciones", razonaba. 

Yemen o Palestina no son tan diferentes a Ucrania

Pero Évole lanzaba una reflexión final a sus seguidores. “Los bombardeos en ciudades de Yemen o Palestina no son muy diferentes a los de Kiev, pero nos pillan más lejos, o simplemente matan a gente distinta a nosotros. O eso pensamos. Somos así. Como si las otras guerras fuesen un virus chino del que nunca nos contagiaremos. No aprendemos de la fragilidad en la que vivimos”, sentenciaba un Évole crítico, poniendo el foco en lo que sucede más allá de lo que nos resulta familiar o cotidiano. La reflexión del periodista ha cosechado ya más de 8.000 ‘me gusta’ en Twitter