Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
'Los Mulatos', el símbolo de los Jodorovich en unas obras públicas de Barcelona

Barcelona usa de nuevo a los Jodorovich para vigilar obras

El ayuntamiento permite que 'Los Mulatos', apodo del temido clan familiar, custodie pisos de protección oficial

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a permitir que se use el nombre del temido nombre del clan familiar Jodorovich para vigilar su obra pública. Los Mulatos, apodo de la estirpe de la Zona Franca salpicada por varias causas criminales, custodian una promoción de vivienda protegida. 

Lo ha denunciado el sindicato ADN Sindical, mayoritario en la seguridad privada en Cataluña. La parte social ha alertado de que los trabajos para construir pisos protegidos de la Administración local en la calle Motors de Barcelona los vigila el nombre-bandera de los Jodorovich, una temida dinastía investigada por sus presuntas conexiones con el tráfico de drogas y el blanqueo

Ya ocurrió en Gràcia

No es la primera vez que ocurre. El mismo sindicato ya alertó en noviembre de 2020 que una subcontrata del Ayuntamiento de Barcelona utilizaba el nombre de Los Mulatos para vigilar las obras de derribo y reconstrucción del Mercado de la Abacería del distrito de Gràcia. 

En aquella ocasión, el distrito se escudó en que el cartel "había aparecido" sin permiso y que la empresa encargada de la seguridad de la obra era Isten Control de Accesos SL. ADN Sindical alertó de que la sociedad no figura como inscrita ante el Departamento de Interior y que, según ellos, está vinculada al clan. Este medio acudió a la empresa para aclarar el posible vínculo, sin obtener respuesta. 

Una historia vinculada al crimen

Lo factual es que la dinastía Jodorovich ha estado vinculada en las últimas décadas a diversas causas judiciales de importancia. Aquilino Montero Jodorovich fue condenado a 19 años de cárcel por tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas en 2011. El Tribunal Supremo lo acabó absolviendo tras anular las escuchas policiales que le vinculaban a los ilícitos penales. En enero de este año, Antonio El Tajas, descendiente del clan, sí fue condenado

Antes, en 2020, los Mossos d'Esquadra lanzaron una operación contra el presunto lavado de dinero a gran escala por parte de la familia. La policía catalana, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 10 de Barcelona, examinó los negocios supuestamente turbios de la tercera y cuarta generación del clan. La llamada lavadora de dinero salpicó incluso a tres cónsules, que fueron llamados a declarar como investigados. También analiza la policía catalana la compra de una fábrica en Sabadell, como avanzó El Periódico.