Menú Buscar
El gerente de la sanidad pública catalana en Girona, Joaquim Casanovas, se ha subido el sueldo un 25% / ICS

Un 'jefazo' de la sanidad pública catalana se sube el sueldo un 25%

Joaquim Casanovas, gerente del sistema asistencial en Girona, aumenta su retribución hasta los 128.000 euros, según la memoria anual de uno de los centros donde trabaja

5 min

Un jefazo de la sanidad pública catalana se ha subido los emolumentos un 25%. Joaquim Casanovas, gerente del Instituto Catalán de Sanidad (ICS) en Girona, alcanzó una retribución de 128.324,20 euros en 2017, por menos de 103.000 euros el año anterior. El incremento, que incluye su sueldo y las dietas, contrasta con la retribución de los empleados públicos, que está congelada o subirá apenas un 1%, según si su centro es público o concertado. El Instituto Catalán de Sanidad (ICS) lo ha desmentido y ha subrayado que su sueldo creció apenas un 1% año a año.

El incremento de la retribución de Casanovas se refleja en la memoria anual del Instituto de Asistencia Sanitaria (IAS), una ciudad sanitaria que tiene forma de empresa pública y a quien el Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) le concierta actividad asistencial. La institución forma un conjunto con el Hospital Josep Trueta de Girona por medio de convenios. Ambos dan cobertura a la población de la provincia, unas 800.000 personas. En este tablero, Joaquim Casanovas es el gerente del conjunto. Lo es desde 2015, cuando el doctor Vicente Martínez Ibáñez, el anterior responsable, fue nombrado nuevo director del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el mayor de la región.

Aumento del 25% según la memoria

La retribución de Casanovas la pagan al 50% el IAS y el ICS, ya que el directivo es el responsable de ambos hospitales. El directivo se embolsó 102.967,22 euros en 2016, según la memoria anual del IAS de 2017 (consultar aquí). Al año siguiente, el informe declara una retribución de los miembros del consejo de administración y alta dirección, un eufemismo, pues es el sueldo del gerente, de 128.324,20 euros, un 24,63% más.

Este incremento se produce en un entorno cuestionable para la sanidad pública en Girona. El IAS, como empresa pública, aumentó su facturación al CatSalut en 5,4 millones en 2017 hasta alcanzar los 100 millones de euros. No obstante y pese a que consiguió absorber más actividad pública, el Instituto de Asistencia Sanitaria --también conocido como Santa Caterina-- aumentó su deuda a proveedores de cinco millones de euros a 9,25 millones, un repunte de más del 80%.

ICS: "Su sueldo es de 99.827,68 euros"

Sin desmentir que la remuneración de la alta dirección ha crecido un 25% de 2016 a 2017, el ICS ha rechazado "rotundamente la información", afirmando que Casanovas se llevó 99.827,68 euros en 2017, un 1% más que el ejercicio anterior. También ha abundado que las compensaciones por desplazamientos cayeron de 5.108,32 euros a 2.451,32 euros, durante el mismo periodo. Es gerente de dos instituciones sanitarias, asegura, porque el proveedor sanitario público "va en la línea de racionalizar la gestión y de la mejor coordinación de las dos entidades".

Sin aclarar por qué las remuneraciones de los miembros del consejo de administración y la alta dirección han crecido el citado 25% según la propia auditoría encargada por el IAS, el Instituto Catalán de Sanidad (ICS) ha atribuido hoy lunes, 27 de agosto, la información de este medio a "una mala interpretación de los datos". Sí ha admitido un incremento de la deuda con proveedores, hecho que ha atribuido ha la inversión en una nueva unidad de curas intensivas para la zona de Girona.

"La plantilla tiene el sueldo congelado"

Personal sanitario de la unión Trueta-IAS se ha quejado a este medio de la dudosa gestión de Casanovas, afeando al directivo que haya aumentado su retribución --sea directa, en bonus, desplazamientos o dietas-- mientras los empleados de ambas instituciones sanitarias están con los salarios casi congelados. En el caso del IAS, por ejemplo, las tablas salariales a las que están pegados las 1.400 nóminas de la plantilla datan de 2008. La pérdida calculada de poder adquisitivo por trabajador es del 30% aproximadamente, según cálculos del personal.

También critican que haya aumentado la deuda a proveedores un 80%. "Ha sido así que han cuadrado los números y evitado el escrutinio del CatSalut. Si no fuera por las deudas a proveedores, habrían tenido pérdidas de tres millones de euros. Con esta treta contable, terminaron el ejercicio con beneficios cercanos al medio millón", denuncian.