Menú Buscar
Jimena Rico (d) en una fotografía que la joven compartió en las redes sociales junto a su pareja, Shaza (i) / CG

Encuentran en Turquía a la joven española que huía con su novia

Los padres de Jimena Rico denunciaron su desaparición en medio de la huida junto a su pareja, una chica de nacionalidad egipcia a quien su padre habría amenazado de muerte

5 min

Jimena Rico, la joven malagueña de 28 años que estaba desaparecida desde el lunes junto a su pareja, una chica de origen egipcio llamado Shaza, se ha puesto en contacto con su familia. Les ha llamado desde un centro de detención de Estambul, donde ambas han estado incomunicadas desde el lunes por encontrarse sin documentación en la capital turca.

La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha podido poner en contacto con las dos jóvenes. Los agentes han confirmado que el siguiente paso de las dos enamoradas será Londres. Serán deportadas hasta la capital británica, donde ambas residen y desde donde partieron hace unos días.

Oposición de la familia de Shaza

Jimena y Shaza mantienen una relación desde finales de 2016 que no es aceptada por la familia de la egipcia. Hace unos días, le comunicaron que su madre estaba muy enferma y las dos decidieron volar hasta Dubai para estar con su familia. Pero al llegar al Emirato descubrieron que les habían engañado e iniciaron un periplo que les ha llevado a cruzar varias fronteras.

Según su relato, el padre de Shaza amenazó a su hija de muerte por mantener una relación homosexual. La habría denunciado ante las autoridades del país, muy poco permisivas en este sentido. Lograron escapar hasta Georgia con la ayuda de unos conocidos, pero en la exrepública soviética fueron supuestamente localizadas por el padre antes de poder tomar un vuelo a Londres.

Dubai, Georgia y Turquía

De hecho, la familia de la malagueña asegura que Jimena y Shaza consiguieron escapar por segunda vez de la familia de esta última tras una gran pelea en el aeropuerto de Tifilis (la capital georgiana). Intervino la policía de este país, tampoco demasiado permisivo con las relaciones homosexuales. Los Rico mantienen que el padre reconoció por teléfono los hechos y que aseguró que no había vuelto a saber nada de las dos mujeres desde ese momento.

Habrían conseguido llegar hasta la frontera turca y desde allí cogieron un autobús hasta la localidad de Samsun. Fue en este municipio donde tuvieron su primer encontronazo con la policía del país. Pasaron 12 horas retenidas, pero fueron puestas en libertad y pudieron llegar también por carretera hasta Estambul.

Ministerio de Asuntos Exteriores

Al llegar a la capital, Jimena se puso en contacto con su compañera de piso en Londres. Le contó que se habían registrado en un hotel y que luego se desplazarían hasta el consulado español para intentar salir del país. Pero se les perdió la pista. Su familia denunció el caso el martes ante la Guardia Civil la desaparición.

El Ministerio de Asuntos Exteriores indica que ha colaborado con las autoridades turcas en la labor de búsqueda de las jóvenes. Se encontraron ante un caso complejo en el que debían contrastar toda la información que le había hecho llegar la familia, como el paso por varios países y la primera retención en Turquía.

Máxima difusión

Ante el temor de que el padre de Shaza hubiera cumplido con sus amenazas, la familia Rico decidió dar la máxima difusión pública al caso por si alguien podía identificar a las dos jóvenes. Ambas llevan lados de la cabeza rapados, tatuajes en las manos y piercings.

María del Valle, hermana de la desaparecida, ha contado este jueves que un hombre que se ha identificado como el padre de Shaza se ha puesto en contacto con ella. Presuntamente, habría reconocido las presiones sobre la joven para que terminara con su relación pero sin que ello implicase hacer algún daño ni a su hija ni a su pareja. Sólo pretendía, según este relato, forzar a la chica a regresar a Dubai con su familia.

Parece ser que la historia de amor de las chicas tendrá final feliz.