Menú Buscar
Amaia y Alfred, durante su actuación en Eurovisión 2018 en Lisboa, ayer sábado / EFE

Israel gana el festival de Eurovisión 2018

Alfred y Amaia mejoran la actuación de España en anteriores ediciones y amarran el puesto 23 con 61 puntos

5 min

Israel ha ganado Eurovisión 2018 interpretando la canción Toy. La cantante Netta Barzilai superó ayer sábado, 12 de mayo, a los representantes de Chipre y a Austria con 529 puntos y confirmó los rumores que la situaban como una de las favoritas para ganar el evento musical.

La intérprete se llevó la edición número 63 del certamen, que se celebró en el Altice Arena de Lisboa (Portugal) y que deparó algunas sorpresas. La mayor de todas tuvo a Reino Unido como protagonista. Un individuo desconocido subió al escenario y arrebató el micro a SuRie a mitad de su interpretación de la canción Storm. La seguridad de Eurovisión se llevó al espontáneo no sin que antes éste pudiera gritar las palabras nazis y freedom (por libertad en inglés) por motivos que aún se investigan.

España, mucho mejor que la debacle de 2017

Con lo que respecta a España, el país mejoró la actuación de 2017, cuando Manel Navarro quedó en última posición con su tema Do it for your lover. Alfred y Amaia, ambos salidos de la academia de Operación Triunfo, recogieron 61 puntos y amarraron la posición ńúmero 23 tras una interpretación al principio de la velada --el dúo actuó en segundo lugar tras Ucrania-- que les penalizó.

En los votos por países, la pareja recogió 43 sufragios y acabó en el puesto 18 de un total de 43 países. Fueron las preferencias de los espectadores, el llamado televoto, lo que corrigió ligeramente a la baja la marca de los triunfitos. Globalmente, el país fue el tercero menos votado entre el público.

Netta, un huracán

La cantante israelí Netta fue, precisamente, una de las preferidas del público del festival que organiza la Unión Europea de Radiodifusión. Recogió el micrófono de cristal de las manos de Salvador Sobral, ganador en 2017, tras batir a la cantante chipriota Eleni Foureira (436 puntos), otra de las favoritas de la velada, y a César Sampson, austríaco, que con 342 puntos pareció que iba a dar la campanada en algunos momentos y ganar la noche.

Otra de las naciones que irrumpió como virtual ganador de Eurovisión fue Italia, que presentó al dúo formado por Ermal Meta y Fabrizio Moro. Ambos interpretaron la canción Non Mi Avete Fatto Niente, que condena los recientes ataques terroristas en el mundo y recuerda a sus víctimas. Recogió 308 puntos y quedó en una meritoria quinta plaza. Ligeramente por delante del dúo transalpino se situó Alemania, que fue representada por el youtuber Michael Schulte. 

La Eurovisión feminista

No obstante, de todas las causas posibles, la fuerza de la mujer y la lucha contra el acoso y el bullying volvieron a brillar sobre el resto. Netta se llevó el cuarto festival de Eurovisión de la historia para Israel, pero por encima de todo brilló con luz propia y respondió desde el escenario a aquellos que le hicieron la vida imposible en su día. "¡Gracias a todos! El mensaje es que ser diferente es maravilloso", manifestó la artista recoger el premio.

"No soy tu juguete, chico estúpido!", reza parte de la canción Toy, que la encumbró ayer ganadora, y que se inspira en el movimiento feminista #MeToo contra el acoso sexual a las mujeres. La intérprete ha desvelado que la persiguieron por su aspecto físico en el colegio de pequeña. Ello quedó atrás. Pudo iniciar una carrera musical, cantar en hoteles y bodas y para la Armada de Israel durante su servicio militar. Después, ganó el programa de televisión HaKokhav HaBa de elección de una estrella para Eurovisión. Y ayer reinó para toda Europa.