Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La joven herido en un ojo, por el supuesto disparo de una bala de 'foam' durante los disturbios / PABLO MIRANZO (CG)

Irídia denuncia dos impactos de 'foam' en la cabeza a manifestantes en los disturbios

La entidad celebra que Interior investigue las lesiones oculares de una manifestante pero reclama "mejorar los mecanismos de prevención"

2 min

La entidad pro derechos humanos Irídia ha denunciado que otros dos manifestantes recibieron disparos de balas de foam en la cabeza durante las protestas del pasado martes, tras la detención de Pablo Hásel. Esto dos se suman a la joven que ha perdido la visión en un ojo, aunque queda por determinar si debido al impacto de ese tipo de proyectil.

En un comunicado, el portavoz de la entidad, Andrés García, ha celebrado que el Departamento de Interior haya abierto una investigación para aclarar el origen de las lesiones de la manifestante herida y ha ofrecido la colaboración de la entidad en el proceso.

Balas de 'foam'

No obstante, Irídia alerta de que ese incidente es "muy grave", teniendo en cuenta que los proyectiles de foam son "armas de precisión", a diferencia de las pelotas de goma --prohibidas en Cataluña--, que se deben disparar en dirección al suelo y, por el efecto rebote, su trayectoria es imprevisible.

Según la entidad, en los disturbios del pasado martes se contabilizaron al menos tres disparos de foam dirigidos a la cabeza de manifestantes, entre ellos la joven herida en el ojo, igual que sucedió en los incidentes de las protestas contra la sentencia del procés en octubre de 2019.

Incidente "muy grave"

"Es muy grave que haya vuelto a pasar", ha alertado García, que ha emplazado a Interior a mejorar los mecanismos de prevención para evitar disparos de foam a la cabeza --el protocolo establece que deben dirigirse siempre por debajo de la cintura-- y ha instado a todos los grupos parlamentarios a llevar a cabo "un análisis en profundidad sobre el modelo de evaluación, investigación y control" de los Mossos.