Menú Buscar
Imagen de las consecuencias del cambio climático/ EFE

El IPCC insta a establecer medidas urgentes contra el cambio climático

La organización explica la enorme diferencia entre una subida de la temperatura entre 1,5ºC y 2ºC, previsto para el periodo que va desde 2030 y 2052

4 min

El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas presenta un informe en el que establece llevar a cabo medidas sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad. Para ello, indica que es necesario realizar cambios en el uso de la tierra y la energía así como en la industria, los edificios, el transporte y las ciudades.

Panmao Zhai, que preside uno de los grupos de trabajo del IPCC, asevera que “ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1ºC, condiciones meteorológicas extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico”.

Cambios para previsiones sin precedentes

Como consecuencias de no limitar el cambio climático, el informe subraya un incremento de las temperaturas extremas unido a un mayor número de episodios de intensas precipitaciones y sequías. Hans Otto Pörtner, copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC, asegura que “cada porción extra de calentamiento tiene importancia” ya que supondrá la pérdida de algunos ecosistemas provocando la extinción de especies y dañando la biodiversidad y ecosistemas.

El informe indica que en 2100 con un calentamiento global de 1,5º la elevación del nivel del mar sería de 10 centímetros menos respecto a uno de 2ºC. Además, la probabilidad del océano Ártico de quedarse sin hielo en verano sería de una vez por siglo frente a una vez por cada decenio. El texto advierte de la práctica desaparición de los arrecifes de coral si no se logra limitar el calentamiento global a 1,5ºC.

Además, subraya que "limitar el calentamiento global reduce los riesgos a la biodiversidad marina, la pesca y los ecosistemas, así como su utilidad para los humanos, tal y como se ha podido observar en el Ártico". Por contra, la eficacia de medidas como la plantación forestal, la bioenergía o la retirada de CO2 no ha sido comprobada a grandes escalas y podrían producir riesgos de diversos tipos.

Objetivos no suficientes

Para contener el calentamiento global, el estudio indica que es necesario reducir las emisiones netas globales de dióxido de carbono en un 45% de cara a 2030. Para conseguirlo, señala a las energías renovables como principales aliadas; deberían suministrar entre el 70% y el 85% de la electricidad de cara a 2050 frente al 25% actual. El uso de combustibles fósiles debería disminuir hasta el 8% y el de carbón un 2% como máximo. El secretario general de la ONU, António Guterres, ha manifestado tras la publicación del informe que "no es imposible limitar el calentamiento global a 1,5ºC", y que "No hay tiempo que perder".

El documento es el quinto que presenta la organización y tiene una gran relevancia para la formulación de políticas gubernamentales sobre cómo implementar el Acuerdo de París de 2015 de cara a la Conferencia sobre el Cambio Climático prevista para el próximo mes de diciembre en Katowice, Polonia.