Menú Buscar
El Ayuntamiento de Ullastrell, última localidad donde impartió clases el profesor de gralla / AJUNTAMENT ULLASTRELL

Investigan a un profesor de gralla por abusos sexuales a menores

La investigación se inició tras la denuncia de una mujer y el Ayuntamiento de Ullastrell ya ha recibido seis más de otras víctimas

3 min

Dos juzgados de instrucción, el de Sabadell y el de Terrassa, investigan a un profesor de gralla por presuntos abusos sexuales a menores durante los últimos 20 años en la zona del Vallès

La investigación se inció tras la deniuncia de una mujer que fue violada en tres ocasiones cuando tenía 15 años, en el 2000 y acudía a clases de este intrumento en Barberà del Vallès

Profesor en Ullastrell

Los Mossos d'Esquadra detuvieron en febrero al presunto abusador, que quedó en libertad con cargos y pendiente de la evolución de la instrucción judicial. La denunciante nunca había contado el caso, pero lo hizo al ver que el profesor seguía impartiendo clases a niños en el municipio de Ullastrell y alertó al consistorio de su caso, que se puso a trabajar para averiguar si había más víctimas.

El Ayuntamiento de Ullastrell ya ha recibido seis denuncias más de otros menores de abusos que serían "más recientes" en el tiempo, según ha contado la concejala de Feminismos e Igualdad del pueblo, Mercè Rodó, en declaraciones a TV3. Se trata de cinco niñas y un niño que dicen haber sufrido "tocamientos y abusos" por parte de este docente. 

"Tocamientos y abusos"

El presidente de los Geganters, Jordi Sucarrats, ha explicado también a TV3 que "no se ha llegado a lo más fuerte, pero sí que ha habido tocamientos y abusos". Según fuentes cercanas al caso, el presunto abusador actuaba ganándose la confianza de los niños a los que enseñaba y luego cometía los abusos de forma individualizada.

Ahora, el consistorio de Ullastrell ofrece acompañamiento judicial a todas las víctimas bajo el paraguas de la acusación popular, personándose en la causa que instruyen los juzgados de Sabadell y Terrassa. También ha creado un buzón electrónico para que cualquier otra víctima pueda contar su caso sin perder el anonimato: afectats.gralla@gmail.com.