Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos han detenido a un agresor sexual que se movía en patinete y bici / EUROPA PRESS

El juzgado de Figueres investiga la muerte del joven atropellado en Empuriabrava

El fallecimiento del chico, que circulaba en un patinete eléctrico cuando fue embestido por un conductor ebrio, se investigará después de que su madre denunciara públicamente las negligencias del caso

3 min

La titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Figueres (Girona) ha ordenado que se abra una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se produjo la muerte de Daniel, un joven de 19 años que circulaba en un patinete eléctrico cuando fue arrollado por un conductor ebrio en Empuriabrava.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado que en los próximos días la jueza citará tanto a los testigos como al presunto autor de estos hechos para tomarles declaración en sede judicial.

Ebrio y a la fuga

Los hechos sucedieron el pasado sábado 10 de octubre en la avenida Marinada de Empuriabrava, una urbanización de Castelló d’Empuries, sobre las seis de la mañana. Daniel, el joven fallecido, regresaba a su casa después de trabajar cuando fue embestido por un conductor que circulaba a gran velocidad y bajo los efectos del alcohol.

Según el atestado, el chico voló por los aires más de 20 metros, lo que evidencia que el sospechoso circulaba a una velocidad mucho mayor a la fijada por el límite en ese tramo. Después de arrollar a la víctima, que quedó gravemente herida en el suelo, el presunto autor se dio a la fuga. No fue hasta una hora y media después cuando regresó al lugar de los hechos y confesó su autoría. Daniel murió al día siguiente en el hospital Josep Trueta de Girona, donde ingresó en coma.

Denuncian negligencias

Mónica Hernández, la madre del fallecido, y sus abogados, Álvaro Machado y Daniel Vosseler, han revelado en una rueda de prensa celebrada este miércoles toda la serie de negligencias que han posibilitado que el presunto autor de un homicidio imprudente, de un delito de omisión de socorro y que circulaba bajo los efectos del alcohol y con exceso de velocidad, continúe en libertad y goce de total impunidad.

Los abogados de la familia han denunciado que el agente de la Policía Local de Castelló d’Empuries que lo dejó en libertad sin medidas cautelares tan solo cuatro horas después de su detención, por lo que nunca fue puesto a disposición judicial, habría incurrido en una flagrante dejación de sus funciones y han anunciado que tomarán acciones legales para que este hecho, absolutamente anómalo y plagado de irregularidades, sea investigado por los Mossos d'Esquadra.