Menú Buscar
El oncólogo español Joan Massagué, que ha liderado la investigación sobre la metástasis cancerígena / SLOAN KETTERING CANCER CENTER

Una investigación liderada por un español posibilita una nueva vía de tratamiento de la metástasis

La propagación de las células cancerosas es responsable de alrededor del 90% de todas las muertes por cáncer del mundo

3 min

Un estudio científico liderado por el oncólogo español Joan Massagué ha abierto nuevas posibilidades para encontrar un tratamiento efectivo contra la metástasis del cáncer, tal como defiende el equipo investigador. La metástasis es el proceso por el que las células cancerosas se exparcen por los diversos tejidos del cuerpo humano y es la responsable de alrededor del 90% de los fallecimientos de esta enfermedad.

La investigación liderada por Massagué, director del Instituto Sloan Kettering de Nueva York, ha demostrado que las células que inician la metástasis aprovechan las capacidades de curación de las heridas para propagarse. Una manera sencilla de explicarlo sería decir que el proceso metastásico es "la regeneración del tejido equivocado en el lugar equivocado", en palabras del oncólogo barcelonés en la revista Nature Cancer. Y todo desencadenado por una molécula llamada L1CAM.

La molécula de la metástasis

La L1CAM es necesaria para que numerosos tipos de células cancerígenas puedan multiplicarse en los órganos humanos. Los tejidos sanos no suelen fabricar esta molécula, pero aquellos afectados con cáncer avanzado sí. 

¿Cómo se genera esta partícula molecular? Para averiguarlo, recurrieron a los organoides de tejido, una tecnología que podría impulsar en un futuro la generación de órganos para trasplantes. Con ellos, los investigadores pudieron demostrar que la simple separación de una unidad celular de sus vecinas era suficiente para activar la producción de L1CAM. También reconocieron que la división de células con esta molécula era más común en tejidos heridos y que sin ella, la curación no es posible.

Dos tipos de células madre

El grupo de Massagué quiso descubrir si las células que producen L1CAM son necesarias para iniciar el tumor primario, una línea de investigación que resultó negativa en sus conclusiones --es decir, que no lo son--.

Sin embargo, el cáncer sí necesita de esta molécula para su metástasis, lo que indica que existen dos tipos diferentes de células madre: las que forman los tumores y las que extienden la enfermedad.