Menú Buscar
Picadura del mosquito tigre

El mosquito tigre invadirá España en verano, según los expertos

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental ha alertado de que las "intensas lluvias que han caracterizado esta primavera" van a potenciar la presencia de este insecto y de la mosca negra

6 min

¿Te ha picado ya un mosquito este año? Si no lo han hecho todavía, no tardarán mucho. Los expertos prevén que se puede producir una gran invasión de mosquitos debido a las abundantes lluvias de esta primavera. Éstas han generado verdaderos enjambres en humedales, que provocarán un aumento de la presencia de los mosquitos tigre, una especie capaz de transmitir enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika. Además, un estudio reciente afirma que este ejemplar sigue expandiéndose por todo el territorio, y ha llegado a ciudades en las que hace apenas un año o dos no estaba.

Estas advertencias proceden concretamente de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), que ha alertado, a través de un comunicado, de que las "intensas lluvias que han caracterizado esta primavera van a potenciar significativamente la presencia de mosquitos tigre y mosca negra" en España.

Intensificación en verano

"Las intensas lluvias de esta primavera han producido grandes encharcamientos de agua que favorecen la aparición de insectos como los mosquitos", ha asegurado la directora general de Anecpla, Milagros Fernández de Lezeta.

A su vez, ha añadido que este tipo de mosquito "pone sus huevos en lugares húmedos y, al subir las temperaturas, las larvas se reproducen con más facilidad. Si todos los años por estas fechas son habituales las molestias ocasionadas por la masiva aparición de mosquitos, este verano serán aún mucho mayores por la cantidad de aguas estancadas acumuladas durante los últimos meses".

Aparición del mosquito tigre en Sevilla y otras ciudades 

Desde que llegara a España en 2004, este mosquito de origen surasiático y catalogado como una de las 100 especies más dañinas del mundo se ha ido expandiendo por toda la Península. Así lo corroboran los últimos estudios al respecto, cuyos resultados han sido publicados recientemente en el Informe de Vigilancia Entomológica correspondiente a 2017.

Así, desde el año pasado son setenta los municipios en los que se ha confirmado su presencia, en veinte de ellos por primera vez. Ejemplos de ello son las poblaciones de Sevilla, La Línea de la Concepción, Calatayud, Basauri, Ceuta y Melilla. 

La mosca negra, otra plaga

Otra de las plagas que pueden intensificarse en las próximas semanas con la llegada del calor es la de la mosca negra. Un simúlido que, desde hace algunos años, viene haciendo estragos en la población cercana a ríos y otras concentraciones de agua, cuya picadura resulta especialmente agresiva, llegando a producir en ocasiones reacciones alérgicas.

La mosca negra se ha convertido en una auténtica pesadilla durante los últimos veranos tanto en Zaragoza como en algunos municipios de las comunidades autónomas de Madrid, Valencia y Cataluña. El pasado mes de junio, más de 28.000 aragoneses acudieron a sus centros de salud debido a picaduras provocadas por esta especie.

Síntomas de la picadura del mosquito tigre

Los síntomas pueden variar en función de la persona que ha sufrido la picadura, pero, en general, suelen ocasionar un intenso dolor e hinchazón del área afectada, además de otros signos como hormigueo o escozor.

Si la persona afectada tiene alergia al mosquito tigre, la reacción a la picadura puede ser mucho más severa y producir desde sarpullidos hasta, en el peor de los casos, ataques de asma o shock anafiláctico, siendo necesario acudir urgentemente a un centro médico.

¿Cómo se puede prevenir?

Para evitar el mosquito tigre, desde la asociación aconsejan intentar que no se acumule agua en el exterior de las viviendas, y mantener cubiertos herméticamente los depósitos de agua que sean para uso doméstico.

También recomiendan destapar los desagües que tengan riesgo de mantener agua estancada; evitar tener en el exterior de las viviendas cualquier tipo de envase susceptible de llenarse de agua en caso de lluvia, y eliminar cualquier tipo de recipiente que no sea de uso habitual y que acumule agua para evitar riesgos innecesarios.

Por último, piden cambiar con frecuencia el agua de los bebederos de los animales, mantener limpias las rejillas y canaletas y evitar que acumulen agua.