Menú Buscar
El menú del mes de Serunion para el Liceo Francés de Barcelona

Intoxicación masiva en el comedor del Liceo Francés de Barcelona

Una treintena de niños fue asistida ayer en la Teknon por una gastroenteritis que podría afectar a los 300 pequeños que comen el cátering de Serunion en el centro

2 min

Una cincuentena de alumnos del Liceo Francés de Barcelona sufre una intoxicación alimentaria que ha derivado en gastroenteritis. Al menos 30 de estos niños permanecieron ayer durante varias horas en la clínica Teknon.

Más de 300 niños comen habitualmente en el centro escolar, por lo que los servicios médicos no descartan nuevos casos. Los afectados son alumnos de los dos centros del Liceo, los situados en la calle Munné y Bosch i Gimpera. Entre las víctimas hay una docena de niños de parvulario, que cursan P3 y P5 en el colegio.

Actuación sanitaria

El Departamento de Salud ha sido informado del incidente por el propio Liceo, según ha confirmado el centro a este medio. Mientras tanto, los servicios de la red sanitaria municipal --la Agencia de Salud Pública de Barcelona-- han puesto en marcha los mecanismos para aclarar las circunstancias en las que se producido la intoxicación, que en principio respondería a algo ingerido en el menú escolar del martes.

Serunion, la empresa de catering que proporciona el servicio de comedor en este colegio de élite, ha iniciado también sus propios protocolos. Por lo pronto, ha remitido muestras de los menús de ayer a sus laboratorios para ver si en los alimentos hay algún elemento capaz de provocar la gastroenteritis que padecen los niños.

Hasta dentro de unos días no se conocerán estos resultados, aunque las fuentes consultadas de Serunion subrayan que el epicentro de la contaminación colectiva podría hallarse fuera de las bandejas que sus distribuidores llevaron ayer al centro.

Síntomas

De hecho, apuntan que otros niños que estuvieron de pic-nic y que no comieron en las instalaciones de la escuela tienen síntomas parecidos.

Y llaman la atención sobre el hecho de que algunos de los monitores padecieran procesos víricos previamente al estallido de la intoxicación colectiva.