Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Calle Joaquim Vayreda, en Girona, donde se encuentra el restaurante investigado por intoxicación alimentaria / GOOGLE STREET VIEW

Salud investiga una intoxicación alimentaria en un restaurante de Girona con 30 afectados

Una clienta del establecimiento relata que todavía sufre las secuelas una semana después de comer sushi y tras pasar varios días con fiebre y diarrea

3 min

La Agencia de Salud Pública de la Generalitat está investigando una toxiinfección alimentaria en un restaurante oriental de Girona que hasta este jueves ha afectado a 30 personas. De todas ellas, cuatro han requerido ingreso hospitalario y solo una sigue hospitalizada en el Hospital Josep Trueta y evoluciona favorablemente, según han informado fuentes del Departamento de Salud a Europa Press.

Los afectados han presentado fiebre alta, diarrea y dolor abdominal en "mayor o menor grado" y todos han sido atendidos en diferentes centros de salud. De hecho, una de las afectadas ha explicado en Twitter su "experiencia nefasta" en dicho restaurante, sito en la calle Joaquim Vayreda de Girona, al que acudió hace una semana.

Fiebre, diarrea y dolor de estómago

La usuaria ha relatado que comió sushi el jueves y el sábado comenzó a encontrarse "muy mal". "Fiebre hasta 39 durante dos días y, después, diarrea, dolor de estómago y cansancio", apunta. A renglón seguido, añade que "estos síntomas aún siguen después de cuatro días" y que, por el momento, solo puede ingerir arroz hervido. "Tened cuidado si queréis ir, aunque yo recomiendo que no vayáis [al restaurante]".

Desde el restaurante, por su parte, explican a este medio que hay una investigación en marcha, aunque "sin resultados" por el momento. De hecho, técnicos de Protección de la Salud han realizado una inspección en el establecimiento para revisar las condiciones higiénicas y de manipulación, además de recoger muestras de alimentos. En paralelo, los técnicos de Vigilancia Epidemiológica ya han encuestado a las personas afectadas y están analizando muestras de heces para determinar el posible origen de la toxiinfección alimentaria.

Más de 300 comensales diarios

El responsable del local, Joaquín, concreta que los inspectores se presentaron en el restaurante el martes, y declara que la "higiene es muy importante" para él, máxime cuando el negocio abrió sus puertas durante la pandemia, una etapa en la que debieron extremarse las medidas sanitarias para evitar contagios del patógeno.

Preguntado por el posible foco de la infección, si es que se produjo en su negocio, afirma que los afectados --unos 30, según Salud, aunque el restaurante da servicio diario a más de 300 personas-- "comieron cosas diferentes". En todo caso, y fuese donde fuese, la intoxicación tuvo lugar la semana pasada, entre el miércoles por la noche y el jueves.