Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un coche patrulla de los Mossos d'Esquadra / MOSSOS

Interior aparta a los seis mossos investigados por una presunta agresión racista

La policía autonómica rechaza "cualquier actuación discriminatoria" y reitera su "compromiso por una sociedad libre de racismo y xenofobia"

2 min

El conseller de Interior, Miquel Buch, y el director de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, han acordado este lunes, como "medida cautelar", cambiar de destino de forma inmediata a los seis agentes del área de recursos operativos del cuerpo que un juez de Manresa investiga por insultos racistas a un joven.

La entidad Sos Racisme ha hecho público este lunes un audio en el que se oye presuntamente a un agente de la policía profiriendo repetidos insultos racistas a una persona, entre ellos "eres un mono" o "negro de mierda", en un incidente que se produjo el 10 de enero de 2019 en Sant Feliu Sasserra (Barcelona), por el que actualmente hay seis policías investigados.

Rechazo de la discriminación

A través de un comunicado, la policía autonómica también ha rechazado "cualquier actuación discriminatoria" y ha reiterado su "compromiso por una sociedad libre de racismo y xenofobia". Así, detallan que el cuerpo abrió una investigación a través de la División de Asuntos Internos (DAI) tras los hechos, que quedó paralizada de forma automática al abrirse un procedimiento judicial, y el 5 de febrero de ese año la Comisaría General de Relaciones Institucionales se reunió con la familia del denunciante.

Por su parte, Buch y Ferrer comparecerán en el Parlament, a petición propia "para informar sobre las actuaciones y las políticas de no discriminación impulsadas" por los Mossos.