Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos d'Esquadra en la AP-7, donde detuvieron a dos personas por transportar grandes cantidades de droga / MOSSOS

Ingresan en prisión dos detenidos que transportaban droga por la AP-7

Uno de los arrestados conducía una furgoneta con 909 kilos de hachís, mientras que el segundo llevaba 155 kilos de cogollos de marihuana

5 min

Ingresan en prisión dos detenidos en el Tarragonès y en el Vallès Oriental por transportar grandes cantidades de droga por la AP-7.

El primero conducía una furgoneta cargada con casi 1.000 kilos de hachís, mientras que el segundo transportaba 155 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío, así como un arma de fuego y chalecos que simulaban ser de la policía.

Eludió un control de Mossos

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado jueves a un hombre de 48 años como presunto autor de un delito contra la salud pública, un delito contra la seguridad vial y un delito de falsificación del documento público.

Los hechos por los que fue detenido sucedieron sobre las 11.00, cuando una furgoneta se dio a la fuga en un control policial ubicado en el kilómetro 265 de la AP-7, en el término municipal de Cambrils (Tarragona). Al encontrarse con el control, el conductor aceleró y salió de la autopista hacia Reus para intentar escabullirse de las patrullas, pero se incorporó de nuevo a la vía en sentido sur. Los agentes consiguieron darle el alto a la altura de Vilaseca.

Una matrícula falsa

Durante el registro del vehículo, los agentes descubrieron que el hombre transportaba 909 kilos de hachís. Durante las comprobaciones, los agentes también pudieron constatar que el vehículo circulaba con una matrícula que pertenecía a otro vehículo diferente pero de las mismas características. Por todos estos hechos, procedieron a la detención del conductor.

En segunda operación policial, los agentes de la comisaría de Granollers detuvieron el 27 de abril a un hombre de 34 años como presunto autor de un delito contra la salud pública, un delito contra la seguridad vial por originar un grave riesgo para la circulación, un delito de tenencia ilícita de armas y otro de desobediencia a los agentes de la autoridad.  

Huyó corriendo por la AP-7

Una dotación de paisano detectó a un vehículo que quería entrar en un área de servicio pero que, en último momento, realizó una maniobra evasiva. Ante esta actitud, los Mossos lo siguieron hasta que tomó otra salida, en Llinars del Vallès.

Cuando se disponía a repostar, los Mossos le solicitaron que abriera el maletero y que se identificara, pero este echó a correr en dirección a la autopista. Durante la huida, en la que hizo caso omiso de las peticiones de los agentes, cruzó varias veces los carriles de la autopista, poniendo en riesgo su vida y la del resto de usuarios. De hecho, varios camiones y vehículos se vieron obligados a realizar maniobras evasivas para evitar atropellarlo.

Los Mossos cortaron la circulación

Los agentes se vieron obligados a cortar la circulación y, finalmente, lo detuvieron en la mediana de la autopista. En el vehículo localizaron 11 bolsas que contenían 155 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío. La droga, valorada en 775.000 euros tenía como destino final un país extranjero.

También se incautaron de un arma de fuego corta, bridas, cinta americana y cuatro chalecos de color amarillo y rotuladas en negro con la palabra “policía”.

Intensifican la vigilancia en la AP-7

Estas dos detenciones en la AP-7, una en Vila-seca y otra en Llinares, evidencian que las organizaciones utilizan esta vía –una de las principales arterias de Cataluña, para transportar las mercancías ilícitas hacia otros países de Europa. Por eso, los Mossos han intensificado su presencia para acabar con el negocio de la marihuana, uno de los principales retos.