Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Accidente de Ferrocarrils de la Generalitat en Sant Boi, en el que ha perdido la vida un maquinista y hay más de 80 heridos / 324 (@324cat, TWITTER)

El informe de FGC sobre el choque de trenes en Sant Boi apunta a un error humano

La empresa pública descarta que el convoy de mercancías llevará más peso del permitido y niega el mal estado de las vías donde tuvo lugar el incidente

3 min

El informe elaborado por Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC) sobre el choque de trenes que segó la vida de un maquinista el pasado 16 de mayo en Sant Boi, descarta que existieran incidencias de mantenimiento en el tramo afectado y apunta a un error humano por parte del conductor del tren de mercancías.

El documento --que no incluye ningún testimonio ni la versión del maquinista-- sugiere que se habría producido un exceso de velocidad y que el conductor habría omitido la baliza luminosa, una señal situada a unos 400 metros de la estación de Sant Boi.

85 personas heridas

El accidente se produjo cuando un tren de pasajeros impactó contra un tren de mercancías que había descarrilado en la entrada de la estación de Sant Boi de FGC. El siniestro causó la muerte del maquinista que transportaba a pasajeros y dejó a un total de 85 personas heridas.

En contra de lo que denunciaron diversos sindicatos de maquinistas, el análisis técnico elaborado por la entidad pública descarta que el tren de mercancías llevará más peso del permitido y niega el mal estado de las vías donde tuvo lugar el accidente.

Imagen del accidente mortal de un tren de FGC en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) / EP
Imagen del accidente mortal de un tren de FGC en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) / EP

Diversas anomalías

Según apunta el informe, el tren de mercancías circulaba a 43,5 km/h en un tramo donde la velocidad permitida estaba limitada a 30 km/h. Además, según indica la caja negra, el maquinista no reaccionó ante la señal luminosa que recuerda a los conductores que deben entrar por una vía que no es la principal.

Así, al omitir esta señal, el tren habría realizado una frenada de emergencia. Aunque el protocolo obliga a comunicar este hecho al Centro de Control, el trabajador optó por retomar la circulación hasta llegar a un cambio de vías donde el vagón de mercancías descarrilado volcó.

El informe de FGC

El análisis, que ya ha sido enviado al juzgado que investiga la causa, se basa en los datos recogido por las cajas negras de ambos trenes y las cámaras de seguridad de los convoyes. No obstante, deja de lado la versión del maquinista y no cuenta con ningún otro testimonio.

Según ha podido saber La Vanguardia, el hecho de que la investigación vaya a cargo de la propia empresa despierta ciertas dudas entre los partidos de la oposición, que reclaman al Parlament la creación de una comisión de investigación independiente.