Menú Buscar
Dos vecinos observan el incendio de Tarragona del pasado junio / EFE

Parquedad informativa del Govern con el incendio de Tarragona

Las consejerías de Interior y Agricultura no atinan a aportar un mapa de peligro y evolución del fuego forestal de Vinebre, como sí ha ocurrido en otras regiones en grandes incendios recientes.

28.06.2019 00:00 h. Actualizado: 27.06.2019 23:35 h.
5 min

Opacidad, buscada o por falta de medios, por parte del Gobierno catalán con el incendio forestal de Tarragona, que ayer había devastado ya unas 6.500 hectáreas en la zona de la Ribera d’Ebre.

Preguntadas por este medio, las consejerías de Interior y Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación rechazaron aportar un perímetro exacto del fuego, que se inició el miércoles en un vertedero de estiércol mal gestionado. Es una información vital para vecinos o propietarios que viven, veranean o trabajan en la zona. Máxime si el suceso obliga sobre la marcha a confinar o desalojar a residentes, como ha ocurrido en este incendio en repetidas ocasiones.

"No hay tecnología"

Desde la dirección general de Prevención indicaron a Crónica Global que “no existe un mapa a tiempo real del fuego disponible para el gran público”. Agregó una portavoz que “sí hay estimaciones rigurosas realizadas por los efectivos en el Centre de Comandament Avançat –centro de mando in situ--”, aunque éstas son para guiar internamente las labores internas de los efectivos antiincendios. “Perimetrar un fuego es muy importante para extinguirlo, pero estos datos no tienen por qué compartirse públicamente, pues son de carácter operativo”.

tarragona incendio bomberos
Un helicóptero de extinción en el fuego de Tarragona / EFE

Algo similar explicaron desde el Departamento de Agricultura. “Los agentes rurales –que dependen del departamento que capitanea Teresa Jordà (ERC)— sí tienen perimetrajes de los fuegos. Es un dato más fiable que el de hectáreas quemadas que aportan los Bomberos, pues descuenta los claros que no fueron devastados”. ¿Se puede acceder a los mismos? Con cuentagotas. El cuerpo de agentes rurales compartió el perímetro del fuego de Tarragona a las ocho de la mañana y a las ocho de la tarde. ¿Y durante ese lapso? “Se está trabajando en ello. Piensa que hay reuniones continuas y trabajos de coordinación. No hay una medición al minuto o en periodos cortos de tiempo”, explicó la misma fuente.

En cualquier caso, desde Agricultura insistieron en que “no existe tecnología para seguir el fuego al minuto. O la Generalitat no dispone de ella”.

En otros incendios, sí

Ello puede ser así, pero la tecnología está en el mercado. Algunos medios de comunicación como El Periódico o TV3 realizaron dibujos estáticos del fuego con los datos de los agentes rurales o el centro de mando. Los lectores o vecinos, no obstante, no tuvieron a su disposición información con una actualización adecuada. Este tipo de información, o al menos mapas más completos, sí estuvo disponible en los fuegos de California de 2018, que calcinaron cerca de 8.000 hectáreas. Medios regionales pudieron trazar casi al minuto el avance de las llamas y las principales previsiones de evolución y evacuaciones con herramientas de visualización muy extendidas.

Desde que empezó el incendio de Ribera d’Ebre, el blog El Batefuegos ha aportado también perímetros y mapas del incendio elaborados con herramientas privadas o de terceros, como el Modis de la NASA, el satélite Suomi NPP, de otra agencia estadounidense, o el Copernicus EMS, un proyecto espacial europeo. Existen tecnologías que parecen ir por delante de lo ofrecido por la administración catalana para seguir en vivo el devenir de un incendio.

Tres fuentes

Para un fuego forestal del impacto social del que se vive en Tarragona, existen tres fuentes separadas de información en la administración catalana: agentes rurales, Bomberos y Proteccion Civil. Sólo Protección Civil publica puntualmente en español, y la condensación de los mensajes en twitter no siempre hace fácil de interpretar el contenido. Especialmente para turistas y no residentes.

Sigue la incógnita de por qué el Gobierno catalán no logra informar a ciudadanos y medios de comunicación con mayor rigor en escenarios de tragedia como éste.