Menú Buscar
Firma de documento legal / PEXELS

La importancia del abogado especialista en divorcios contenciosos

Este tipo de rupturas requieren el asesoramiento de un experto y la contratación de un procurador por cada una de las partes

6 min

La ruptura matrimonial es el paso definitivo que determina que una relación no puede continuar. En estos casos, la pareja se enfrenta a una situación muy difícil, especialmente dura, en la que cada miembro de la pareja se cerciora de que no es posible continuar con una relación de convivencia. Llegados a este momento, lo mejor es proceder a una separación pactada con el objetivo de lograr la ruptura sea lo menos dolorosa posible, tanto sentimentalmente como económicamente.

Sin embargo, en muchas ocasiones estos divorcios de mutuo acuerdo no son posibles debido a las desavenencias existentes entre los integrantes de la pareja.

Datos de ejemplo en Murcia

Cuando hay casos en la Región de Murcia donde los problemas para proceder a la separación se agravan, los denominados divorcios contenciosos, hay que contar con un abogado de divorcios en Murcia especializado y que sea capaz de asesorar en todo momento sobre los procesos y los pasos a seguir para lograr que todo este doloroso trámite se haga con la mayor celeridad y con los menores dolores de cabeza.

Estos casos de divorcios contenciosos son más frecuentes de lo que se suele pensar en España. En concreto, según datos correspondientes a 2019, el número de demandas de disoluciones matrimoniales, separaciones y divorcios aumentó en los primeros meses un 1,2% respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En cuanto a los datos finales de 2019 en la Región de Murcia, el CGPJ indica que 2018 finalizó con un total de 1.905 divorcios consensuados y 1.609 divorcios no consensuados. Estos datos ponen de manifiesto que casi la mitad de los matrimonios no es capaz de conseguir poner fin a su matrimonio de una forma pactada.

Implicaciones de un divorcio contencioso

Las diferencias entre un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso son varias. Para explicar algunas de las características que los distinguen hemos hablado con Ginés Riquelme, del despacho de abogados de familia en Murcia que lleva su mismo nombre y que está especializado en el asesoramiento y ejecución de todos los trámites de divorcio o separación.

En un primer momento, este experto incide en la necesidad de tener muy claro que “no es lo mismo un divorcio de mutuo acuerdo que uno contencioso”, al tiempo que detalla que “el primero es más barato y rápido en el juzgado, mientras que el segundo obliga a tener un abogado y procurador por cada parte, es más costoso, además de ser más largo en el tiempo”.

Asimismo, señala que cuando no hay acuerdo entre los cónyuges a la hora de disolver el matrimonio “hay que solicitar y exponer de manera clara y meridiana en la demanda de divorcio contencioso unos puntos, la patria potestad, la pensión compensatoria si hay lugar a ello, la guarda y custodia de los hijos, y el régimen de visitas en el que se establezca de manera detallada la convivencia paterno filial”.

Por todo ello, este tipo de divorcio implica la necesidad de contar con expertos asesores con capacidad para gestionar todos los trámites que implica una separación, teniendo en cuenta también cada caso concreto, ya que los pasos son diferentes si existen hijos de por medio. 

En concreto, los abogados especializados en este tipo de divorcios ofrecen también la capacidad de “llevar a cabo todas los trámites como el convenio regulador, guarda y custodia, pensión de alimentos, patria potestad así como la presentación de la demanda de divorcio para poder concluir acorde a su encargo”, según explica el abogado Ginés Riquelme.

Un mayor coste económico y tiempo de espera

Al contrario de lo que sucede con los divorcios de mutuo acuerdo, los divorcios contenciosos requieren una mayor inversión de dinero y una mayor dedicación de tiempo y de recursos. De hecho, la solución definitiva la dicta un juez, que es la persona que se encargará de resolver cada uno de los divorcios a los que se enfrenta. 

Además de que el tiempo de resolución es mucho más largo que en los divorcios pactados, el coste económico es también mucho mayor porque los miembros de la pareja no pueden compartir un mismo abogado, algo que sí se puede hacer en los trámites de divorcios consensuados. Este tipo de divorcios pueden tener un coste superior a los 3.000 euros. 

--

Contenido patrocinado