Menú Buscar
El exterior de una tienda de Ikea / EFE

Ikea pagará 48 millones por la muerte de tres niños aplastados por sus cómodas

La multinacional ha llegado a un acuerdo que pone fin al pleito y tendrá que donar otros 150.000 euros a hospitales y a una fundación

23.12.2016 11:02 h.
2 min

El litigo por la muerte de tres niños en Estados Unidos aplastados por un mismo modelo de cómoda de Ikea ha terminado con un acuerdo. La multinacional de muebles sueca tendrá que pagar 48 millones de euros, que se repartirán las tres familias afectadas. La compañía deberá también donar 144.000 euros a tres hospitales en memoria de los menores fallecidos así como otros 95.000 a la Fundación Shane’s, dedicada a la seguridad de los niños.

Las cómodas Malm han sido la raíz del problema. Curren Collas, Camden Ellis y Ted McGee, tres niños de dos años, murieron tras caerles encima la cómoda, que no estaba fijada a la pared. Es por esta razón que las familias denunciaban que estos muebles eran “inestables” y que “volcaban fácilmente”. Ikea insistía en que el paquete de las cómodas incluía las piezas necesarios para anclarlas a la pared.

Retiradas del mercado

El caso obligó a la empresa sueca a retirar las cómodas Malm, un total de 35 millones de productos (29 en EEUU y seis en Canadá). Posteriormente lo hicieron con 1,6 millones en China. Los clientes que tenían una en su vivienda podían elegir entre dos opciones: que les devolvieran el dinero o que un operario les fijara el mueble en la pared.

Además de las tres familias que denunciaron, otros tres fallecieron por incidentes similares en EEUU y Canadá. Otros 17 resultaron heridos en 41 accidentes más.