Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cordón de los Mossos d'Esquadra en el lugar en el que fueron hallados restos humanos en la orilla de un río de Lleida / MOSSOS

Identifican los restos hallados en octubre en la orilla de un río de Lleida

El cuerpo apareció semienterrado en el municipio de Albesa con un fuerte traumatismo craneoencefálico

2 min

Los Mossos d’Esquadra han identificado los restos humanos localizados el pasado octubre en la orilla de un río en Albesa, Noguera.

Los agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) han podido determinar, a partir del estudio del perfil genético, que los restos cadavéricos que aparecieron semienterrados en la orilla del río de Lleida corresponden a un joven nigeriano desaparecido.

Semienterrado en la orilla

El pasado octubre, la familia del joven denunció su desaparición y el cuerpo autonómico comenzó a realizar las pertinentes pesquisas para localizarlo. Paralelamente, el 13 de octubre se localizaron restos humanos en Albesa (Lleida).

El cuerpo fue descubierto por unos técnicos de la Generalitat y del ayuntamiento del municipio que realizaban tareas en la orilla para estudiar una futura acción en el río Noguera-Ribagorçana. El fallecido estaba boca arriba y semienterrado en uno de los márgenes del río, en una zona de vegetación espesa y a escasos metros de la zona húmeda. El cuerpo se encontraba completo, a excepción de una pierna, que le faltaba por encima de la rodilla. 

Murió de un golpe en la cabeza

Ocho meses después, la División de la Policía Científica, con la colaboración del Institut de Medicina Legal i Ciències Forenses de Catalunya (IMELEC) ha conseguido identificar al cadáver a través de su perfil genético. Ahora, la División de Investigación Criminal (DIC) de la Región Policial de Ponent se ha hecho cargo de la investigación para aclarara las circunstancias de los hechos y la causa de la muerte, que fue violenta.

El examen forense, al que tuvo acceso Segre, determinó que el joven fue víctima de un fuerte golpe en la cabeza, que le produjo un traumatismo craneoencefálico, por lo que todo parece indicar que se trata de una muerte con indicios de criminalidad.