Las ideas de Colau para Vía Laietana no convencen a los barceloneses

Vecinos y comerciantes presentan un plan alternativo que prioriza el espacio para viandantes y propone carriles de uso adaptable

Vistas de una parte de la Vía Laietana / AYTO. BARCELONA
12.07.2018 14:06 h.
3 min

Después de cerca de 20 años buscando soluciones para una mejor convivencia de personas y tráfico en Vía Laietana, los vecinos y comerciantes de la arteria barcelonesa no están contentos con la reforma propuesta por Ada Colau.

Por ello han propuesto un proyecto para “humanizar” la vía centrada, sobre todo, en reducir el paso para vehículos motorizados, hacer carriles compartidos y crear mayores espacios para viandantes.

“Chapuzas impuestas”

El vicepresidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de la Via Laietana, David González, ha criticado al ayuntamiento no haber definido un estudio previo de proyecto técnico. Además asegura que la propuesta que “impone” el Ayuntamiento de Barcelona en la plaza Antoni Maura --la zona que concentra una mayor remodelación de la vía en el plan municipal-- dificultaría el acceso a aparcamientos subterráneos y comercio.

El concejal del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), Koldo Blanco, está de acuerdo con el representante vecinal cuando éste calificó las propuestas de Colau como “chapuzas”. El representante del partido naranja apuesta por una “transformación integral” de la calle para evitar que las obras se vuelvan a repetir en unos años, afectando de nuevo a vecinos, comerciantes y turistas. Por ello pidió al gobierno de Colau en la última comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad del ayuntamiento un “proyecto claro” que se convierta en la “solución definitiva” para la arteria vial.

De cinco a cuatro carriles

La propuesta de los vecinos de Vía Laietana contempla reducir los carriles de circulación de los cinco actuales a cuatro, que contarían con usos adaptados en ciertas franjas horarias. La propuesta establece dos carriles para autobuses y taxis y dos para vehículos privados y bicis. Estos últimos se situarían en los laterales para eliminarlos en ciertos momentos del día y, por último, estirarían los carriles de subida hasta la plaza Urquinaona.

Esta reducción de vías permitiría la ampliación de las aceras para un mejor tránsito de peatones. Además el proyecto apuesta por instalar un paso central para viandantes en Antoni Maura y la peatonalización la calle Jonqueres.

Respetar el espacio

Igualmente, el mobiliario urbano se reestructuraría para evitar obstáculos en las aceras y ampliar el espacio. Las farolas, según la propuesta, se instalarían en las fachadas.

A pesar de la obsesión del equipo de gobierno municipal por crear espacios y calles arboladas, este proyecto rechaza la idea. La razón que alegan es que tanto los árboles no respetan la “potente” arquitectura que presenta la vía.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información