Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Claudio Banchelli, el vecino en huelga de hambre en La Taxonera, junto a dos vecinas / CB

Pulso a la desesperada contra Colau en el barrio de La Taxonera

Claudio Banchelli lleva 22 días sin comer y dejará de beber también si el ayuntamiento no reacciona a sus reclamaciones

3 min

Lleva desde el 1 de marzo sin comer en señal de protesta porque, según dice, ha sido víctima de “una expropiación salvaje a precio de saldo”. El Ayuntamiento de Barcelona desalojó a Claudio Banchelli, junto a unos 40 vecinos más, de su vivienda de la calle Santa Rosalía por peligro de derrumbe del edificio.

El consistorio le ofreció otro piso y le indemnizó con una cantidad que él no considera suficiente. Una situación que llevó a un proceso judicial en curso, que empezó bajo el mandato del exalcalde Xavier Trias y continúa con el Gobierno de Ada Colau.

Huelga de sed

Según explica Banchelli a Crónica Global, el equipo de gobierno del ayuntamiento actual le pidió encontrar una solución para llegar a un acuerdo extrajudicial. “Nos sentamos a hablar pero me dicen que no hay dinero para llegar a alguna solución satisfactoria”.

El vecino de La Taxonera ha adelgazado ocho kilos desde el día 1 de marzo y este lunes tuvo que acudir a urgencias del Hospital de la Vall d’Hebron. Allí le hicieron pruebas físicas, le proporcionaron suero y le visitaron varios psicólogos y asistentes sociales.

“Estoy dispuesto a llegar al extremo” dice Banchelli. “Mi hijo será mi salvación. Cuando yo no pueda decidir, él lo hará por mí”. Sostiene que, desde su salida del hospital, decidió dejar de tomar zumos de fruta y té y beberá solo agua. Y, si el día 31 de marzo no ha habido ningún movimiento por parte del consistorio, dejará también de hidratarse.

A la espera de la resolución

El ayuntamiento, por su parte, no prevé que la solución pueda desligarse del proceso judicial iniciado. Una portavoz ha informado a este medio de que el distrito “ha ofrecido la máxima colaboración con la justicia y está a la espera de la resolución que dictamine cómo hay que actuar”.

Asegura que se ha mantenido un diálogo constante con los vecinos para conocer de primera mano las diferentes casuísticas y buscar las mejores resoluciones para cada caso. “En el caso de este señor, varios representantes, entre ellos la concejal, fueron a verle para trasladarle que se actuará en función de lo que determine el juzgado”.