Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la asociación de restauración y ocio nocturno de Salou, Eduardo Abenójar, esta mañana durante una entrevista en La 2 / RTVE

Huelga de hambre de un empresario del ocio nocturno de Salou por las restricciones del Govern

Eduardo Abenójar, propietario de un establecimiento del municipio, asegura que le “han abocado a la ruina”

2 min

Las restricciones impuestas por el Govern para frenar la pandemia del Covid-19 en Cataluña han hecho que muchos negocios, especialmente de los sectores de la restauración y el ocio nocturno, se sumieran en una crisis económica que ya dura más de un año. Así lo ha explicado Eduardo Abenójar, presidente de la asociación de restauración y ocio nocturno de Salou (Tarragona), quien ha iniciado una huelga de hambre tras no poder abrir su establecimiento desde septiembre de 2019.

“No entiendo a los políticos que deciden quien va a seguir comiendo y quien no”, ha asegurado Abenójar este lunes en La 2, tras anunciar su huelga indefinida de hambre tras un año de cierre del ocio nocturno decretado por el Govern. Esta reclamación viene ligada a la falta de ayudas directas del Ejecutivo que, en palabras del empresario, no llegan para “pagar los mínimos de luz ni agua, y ya no hablemos del alquiler”.

“Me han abocado a la ruina”

Abenójar se muestra sereno ante un escenario en el que, en sus propias palabras, “no puedo comprar comida, me han abocado a la ruina”, en referencia al cerrojazo impuesto por el gobierno catalán al ocio nocturno y la restauración. “Entiendo que tengo que llevar comida a mi casa, soy una persona que siempre he pagado mis impuestos. No entiendo ahora porque desde el primer día me señalaron, me juzgaron, me acusaron y me ejecutan”, ha remarcado el empresario de Salou.

Respecto a la pandemia del coronavirus, el empresario ha asegurado que entiende que “la pandemia es grave” pero “yo no la he traído”. Una situación de precariedad que Abenójar ha achacado a las políticas del Govern que decide “quien come y quien no”, asegurando que llevan sin ingresar un solo euro desde el final de la temporada de septiembre de 2019.