Menú Buscar
Intervención asistida por un robot quirúrgico / HOSPITAL UNIVERSITARIO DE BELLVITGE

El Hospital de Bellvitge duplicará las cirugías robóticas en dos años

El centro cuenta con dos máquinas diseñadas para intervenciones quirúrgicas de precisión

María Díaz
6 min

Según ha informado el Instituto Catalán de la Salud, el Hospital Universitario de Bellvitge estima que en un plazo de dos años se duplicarán las intervenciones quirúrgicas robotizadas que se realizan en el centro, pasando de las 275 que se hicieron durante el año 2018 a 575 en 2020. Esta previsión de cifras responde a la reciente incorporación del robot Da Vinci a los sistemas robóticos de los que dispone el hospital situado en L'Hospitalet de Llobregat, en la comarca de Barcelona. La empresa pública de salud de la Generalitat de Cataluña ha concretado que el nuevo robot se empleará en intervenciones quirúrgicas relativas a las especialidades de urología, ginecología, otorrinolaringología, cirugía torácica, general y digestiva.

En octubre del año 2009 el Hospital Universitario de Bellvitge inauguraba una nueva etapa médica y clínica con la adquisición del primer robot diseñado para practicar intervenciones quirúrgicas. El primer robot Da Vinci del centro formaba parte del equipo encargado de llevar a cabo una prostatectomía, es decir, extirpar la glándula masculina de la próstata. El abordaje robótico en esta intervención en particular presenta una garantía de éxito muy alta. Los médicos calculan que la preservación de los niveles de continencia urinaria y de la función eréctil superan el 80 %. “Desde entonces el servicio de urología ha ejecutado más de 500 intervenciones con el sistema robotizado Da Vinci. La experiencia acumulada durante estos años ha hecho que Bellvitge haya podido apoyar a otros hospitales del Instituto Catalán de la Salud que han puesto en marcha la cirugía robótica más recientemente, así como otros centros de España y Portugal”, aseguran desde la empresa pública catalana de salud.

Las operaciones realizadas con mediación robótica reducen los tiempos de recuperación de los pacientes

Da Vinci es un robot quirúrgico dotado de unos brazos articulados que controla un médico cirujano mediante un dispositivo integrado con visión tridimensional. Con este mecanismo se pueden practicar cirugías mínimamente invasivas para los pacientes. “El sistema aporta una precisión milimétrica al cirujano al poder ampliar los movimientos, evitando por completo el temblor de la mano, una prestación muy útil en aquellas intervenciones en las que la precisión marca la diferencia”, afirman desde el Instituto Catalán de la Salud. Según este organismo, los profesionales sanitarios aseguran que el abordaje robótico para el que están programados robots como el modelo Da Vinci, “se puede trabajar con mucha más fiabilidad gracias a la visión tridimensional y la libertad de movimientos de las pinzas del robot, que asumen de forma directa e intuitiva los movimientos de la mano que hace el cirujano en el dispositivo”.

Imagen del robot Da Vinci para intervenciones quirúrgicas / HOSPITALHOMS - WIKIMEDIA COMMONS

Imagen de un robot quirúrgico / HOSPITALHOMS - WIKIMEDIA COMMONS

Con la incorporación de un nuevo modelo del robot Da Vinci al equipamiento de este tipo existente en el Hospital Universitario de Bellvitge, el centro desea fomentar las intervenciones quirúrgicas en las que ellos puedan formar parte. La ginecología, la urología, la otorrinoralingología y las cirugías torácicas, digestivas y generales son algunas de las especialidades médicas que mejor se ajustan a este tipo abordajes robóticos. Tal y como explican desde el Instituto Catalán de la Salud, la incorporación de estos sistemas de última tecnología aportan al paciente más seguridad y mayores beneficios. “La cirugía robótica permite numerosos beneficios para los pacientes, como una estancia hospitalaria más corta, menos molestias y dolor posoperatorio, cicatrices más pequeñas, menor riesgo de infección, menos pérdida de sangre y una recuperación más rápida".

El abordaje robotizado también se usa en casos de trasplantes renales de especial dificultad

Las fuentes clínicas calculan que la estancia de los pacientes que han sido intervenidos mediante una técnica robotizada se reduce más de dos días frente a una intervención convencional e invasiva, en cuyo caso la recuperación hospitalaria en el propio centro ronda la semana. El Instituto Catalán de la Salud quiere destacar al Hospital Universitario de Bellvitge como ejemplo de la funcionalidad sanitaria del uso de modelos robotizados como Da Vinci. “El hospital fue pionero con la adquisición de un primer robot hace diez años y desde entonces se ha convertido en centro de referencia es este tipo de abordajes quirúrgicos”, afirma. Además de las intervenciones en las citadas especialidades, este hospital catalán ha empleado el recurso robótico para realizar trasplantes renales. “En el ámbito de los trasplantes, la robótica se escoge en aquellos casos en que la operación puede presentar especiales dificultades”, explican desde el Instituto Catalán de la Salud.

Destacadas en Vida