Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del recinto modernista del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau / FUNDACIÓ HOSPITAL DE LA SANTA CREU I SANT PAU

El Hospital de Sant Pau impulsa la musicoterapia para reducir el estrés del cáncer hematológico

El proyecto contempla ofrecer sesiones a lo largo de un año, llegando a hasta 300 pacientes y 300 cuidadores,

2 min

El Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (IIB Sant Pau), la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC) y la Fundación Oncolliga fomentarán conjuntamente la investigación en musicoterapia para pacientes con cáncer hematológico, como linfomas y leucemias, con el fin de aliviar el estrés producido por la enfermedad y su tratamiento.

La musicoterapia es una disciplina que utiliza la música de forma sistemática y científica para fomentar el bienestar de las personas y existen diversos estudios sobre su eficacia en pacientes oncológicos con tumores sólidos, pero el número de investigaciones en cánceres con tumores líquidos, como por ejemplo la leucemia, es todavía escaso.

Reducir la angustia y la depresión

Según informa el Hospital de Sant Pau de Barcelona, este acuerdo permitirá iniciar un proyecto de investigación para tratar el alto nivel de malestar emocional de los pacientes, que se ve aumentado por los largos ingresos que tienen que pasar en el hospital y por el aislamiento que ello conlleva, especialmente ahora con las restricciones por la pandemia de coronavirus.

El paciente pasa por muchos cambios en su estado anímico y es aquí donde la musicoterapia puede convertirse, según Sant Pau, en un apoyo para reducir la angustia, depresión y malestar físico, y favorecer la expresión emocional, la comunicación y la conexión con estados de relajación.

Alivio del estrés

"La musicoterapia alivia el estrés emocional del proceso onco-hematológico de los pacientes y sus cuidadores, que debido a la pandemia se ha visto agravado por un aislamiento extremo de este tipo de pacientes", explican las investigadoras de este proyecto del IIB Sant Pau, Iria González y Silvana Novelli.

El proyecto contempla ofrecer sesiones de musicoterapia a lo largo de un año, llegando a hasta 300 pacientes y 300 cuidadores, incluyendo familiares y también personal sanitario.