Menú Buscar
Fachada del Hospital de Olot, que ha reducido sus residuos desde 2011 / GOOGLE MAPS

El Hospital de Olot reduce 30.000 kilos de residuos quirúrgicos

Este centro sanitario gerundense fue el primero de toda España en sustituir los tejidos de algodón en el quirófano por otros de microfibra

22.08.2019 15:37 h.
3 min

La Fundación Hospital de Olot y Comarcal de la Garrotxa ha reducido aproximadamente unos 30.000 kilos anuales de residuos hospitalarios desde que sustituyó los tejidos de algodón en el quirófano por otros de microfibra en 2011. Este cambio responde a una normativa europea de 2006 con el objetivo de aumentar la seguridad de los pacientes, centrándose en los tejidos que intervienen durante un proceso quirúrgico.

En 2011 se produjo este cambio en la lavandería del Hospital, apostando por el tejido de microfibra. Elegir esta opción en lugar del material de un solo uso ha permitido disminuir notablemente los residuos hospitalarios, un impacto importante por el medio ambiente y la reducción de la contaminación.

Centro pionero

El Hospital de Olot fue el primero en España con lavandería propia que utilizó este tipo de tejido y actualmente es el único en la provincia de Girona. Anualmente lavan unos 70.000 kilos de ropa de microfibra. La microfibra es un tejido que actúa como barrera entre el paciente, el entorno y el profesional, es decir, que es impermeable, transpirable y no inflamable. En un 99 % está hecho de poliéster y el 1 % restante, de filamento de carbono.

En el ámbito asistencial, el uso de este tipo de tejido en vez del de algodón reduce el riesgo de contraer infecciones nosocomiales durante las cirugías en quirófano, es decir, todas aquellas patologías en las que están expuestos los pacientes durante las intervenciones.

Beneficios

Estos cambios suponen beneficios para el paciente (más protección y seguridad en infecciones postoperatorias), para el personal sanitario (mejor protección y seguridad en infecciones en el quirófano) y para el centro hospitalario, ya que es una garantía de calidad al tiempo de responsabilidad con el medio ambiente.

Hace unos años, toda la ropa quirúrgica que se utilizaba era de algodón. Los estudios realizados demostraron que el algodón no tiene las propiedades necesarias de protección al paciente que se interviene. La resistencia a la penetración de bacterias en húmedo y en seco, la liberación de partículas, la resistencia a la tracción y la resistencia a la rotura no eran las más adecuadas con los tejidos de algodón.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información