Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una transeúnte ante la parroquia de Sant Isidor, donde el Hospital Clínic Barcelona abrirá un 'hub' científico / CG

Los vecinos exigen transparencia en la operación Clínic-Arzobispado

Los residentes alertan de que el nuevo centro de investigación en una iglesia del Eixample "suscita interrogantes"

2 min

Los vecinos del Eixample exigen "transparencia" al Hospital Clínic y al Arzobispado de Barcelona en la operación para abrir un centro de investigación en una iglesia, movimiento que avanzó Crónica Global. Los residentes ven "interrogantes" en el proyecto, del que se enteraron por la prensa. 

Es lo que alerta la Asociación de Vecinos de la Izquierda del Eixample en un comunicado [leer aquí]. Advierten de que la operación urbanística "abre unos cuantos interrogantes" en la comunidad. 

"Se impone transparencia"

La asociación recuerda, asimismo, que "el edificio en cuestión se encuentra deteriorado desde hace mucho tiempo", por lo que el anuncio de la instalación de un centro de investigación y científico lleva aparejado "un derrumbe total o parcial y, en cualquier caso, obras de envergadura". 

En el mismo sentido, recuerda que este proyecto requerirá de "fuertes inversiones públicas" que podrían incluir los fondos europeos Next Generation. Es por ello que "es exigible proceder de una forma absolutamente transparente ante la ciudadanía". 

La ampliación ya encajó un revés

La queja vecinal sobre la falta de transparencia con el nuevo centro investigador y científico del Clínic en el Eixample llega después de que el proyecto de ampliación del mejor hospital catalán embarrancara por la oposición de residentes, el Colegio de Arquitectos y el Ayuntamiento de Barcelona. 

El gobierno municipal de Barcelona vetó el traslado de la ciudad sanitaria a la Escuela Industrial, y forzó una reconfiguración del proyecto de forma disgregada. Esto es, una ampliación en pequeños centros repartidos por el Eixample. El plan lo trabaja una mesa formada por tres administraciones: la local, la autonómica y la Diputación de Barcelona. Estará listo antes de verano.