Menú Buscar
Un hombre, agente de Mossos d'Escuadra, en Vilafranca / MOSSOS

Un sospechoso de violencia machista se suicida cuando iba a ser detenido

Los Mossos buscaban al hombre desde hacía una semana como presunto autor del apuñalamiento de su expareja

2 min

Un hombre se ha quitado la vida en el momento en el que los Mossos d'Esquadra iban a detenerle como presunto autor de una agresión machista. La policía catalana le buscaba después de que, presuntamente, apuñalara a su expareja una semana antes de ser localizado. 

El suceso tuvo lugar en la localidad barcelonesa de Santa Margarida i els Monjos, durante la noche del lunes 16 de marzo. La agresión, que acabó con el ingreso de la mujer en el hospital, se produjo el 9 de marzo en Vilafranca del Penedès

Localización del sospechoso

El presunto autor de los hechos fue localizado por agentes de la Policía Local y de los Mossos hacia la 20.30 horas de la noche. Se encontraba dentro de un vehículo estacionado en el barrio de Cal Salines. 

Los agentes se disponían a detenerle pero el hombre sacó un cuchillo y se cortó el cuello. La herida autoinfringida fue mortal y en escasos minutos falleció. Hasta el lugar se trasladaron equipos del Sistema de Emergencias Sanitarias (SEM), que solo pudieron decretar la defunción

Apuñaló a su expareja

La policía catalana comunicó el que lunes 9 de marzo, el hombre habría atacado a su expareja con un cuchillo cuando esta salía de su domicilio, en pleno centro de Vilafranca del Penedès. Le asestó dos puñaladas que no afectaron a sus órganos vitales, pero que obligaron a ingresarla en el Hospital de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Los vecinos de Vilafranca realizaron dos concentraciones en apoyo de la víctima en la plaza de la Vila, la primera el mismo día 9, convocada por la entidad feminista La Ruda, y la segunda el martes, convocada por el ayuntamiento.