Menú Buscar
Agentes de los Mossos d'Esquadra después del atentado en Barcelona / CG

El hombre fallecido del coche que se saltó el control de los Mossos presentaba múltiples cuchilladas

Perplejidad en la policía porque el cadáver no tenía ni un sólo impacto de bala a pesar de que fue acribillado por el compañero de la agente gravemente herida

3 min

Los agentes de homicidios, los del Tedax y los de la brigada de información antiterrorista no esconden su perplejidad ante el hallazgo que se encontraron en el interior del Ford Focus que se saltó el control policial a media tarde de este jueves en la Diagonal de Barcelona.

El vehículo arrolló a una agente uniformada que sufrió heridas de gravedad --fractura abierta de fémur-- y que se encuentra hospitalizada. Su compañero, ante el inminente peligro, descerrajó contra el vehículo todo su cargador, un total de diez disparos. Aun así, el vehículo continuó su marcha a toda prisa y se detuvo pocos kilómetros más allá, en las cercanías de Sant Just Desvern.

Los Mossos d’Esquadra acordonaron la zona y los subgrupos de Tedax, expertos en explosivos, analizaron el vehículo siguiendo las precauciones que marca el protocolo para estos casos. Una vez se confirmó la inexistencia de explosivos en el coche procedieron a la exploración del cuerpo.

Sorpresa al abrir el vehículo

Los agentes se encontraron una persona muerta, tal y como esperaban, pero que sorprendentemente no tenía ni uno de los diez disparos de bala que el conductor y el vehículo habían recibido anteriormente. Por el contrario, el cuerpo había sido reiteradamente acuchillado.

El cadáver se encontraba en la parte delantera del vehículo, pero ni en el asiento del piloto, ni el del copiloto, sino que colocado sobre el cambio de marchas.

Posibles hipótesis

Ante este hallazgo la policía ha abierto de nuevo todo el abanico de probabilidades. La que más números tiene de ser cierta es que el coche estaba ocupado por dos personas: uno el asesino del otro y que ante la presencia policial decidió evitar el control y huir. Esta hipótesis apuntaría a una muerte vinculada a la delincuencia común.

La otra hipótesis que barajan las autoridades es que el asesino, conductor del vehículo, pudiera tener alguna relación con la nube de colaboradores del atentado de Las Ramblas que el propio comisario Trapero citó en su comparecencia alrededor de las personas detenidas.

La policía se inclina por la primera de las hipótesis, pero algunas voces se preguntan: ¿por qué no puede ser el conductor huido el mismo de la furgoneta que habría intentado abandonar la ciudad tras robar un coche, previo asesinato de su dueño?

Destacadas en Vida