Menú Buscar
El 'mosso', aún con la bata de la peluquería encima, encañona a los atracadores del Ànec Blau

El hombre que se ha enfrentado a los atracadores de Ànec Blau era un 'mosso' fuera de servicio

El policía ha intentado retener a los ladrones apuntándoles con su arma reglamentaria, pero éstos han conseguido huir con el botín

3 min

El hombre que se ha enfrentado y ha puesto en fuga a los cuatro ladrones armados con pistolas que han asaltado esta mañana una joyería del centro comercial Ànec Blau de Castelldefels (Barcelona) era un mosso fuera de servicio, según ha reconocido el propio cuerpo armado a través de Twitter.

El atraco se ha producido hacia las 11.00 horas de la mañana en la joyería José Luis del centro comercial Ànec Blau, donde cuatro personas han irrumpido con armas de fuego y han empezado a llevarse relojes y joyas del escaparate, que iban guardando en bolsas de grandes dimensiones.

Una espontánea

Cuando los ladrones estaban llenando las bolsas, una joven se ha acercado corriendo y les ha arrojado un objeto. Uno de los asaltantes, que llevaba un casco, ha salido encañonándola con una pistola, según se aprecia en un vídeo grabado por un testigo, en el que se ve también a esta joven que sale huyendo.

Los trabajadores y visitantes del centro han sido testigos de todo el proceso, que apenas ha durado unos segundos y que, según la directora del centro comercial, no ha sido muy importante desde el punto de vista económico.

En el momento en que los atracadores abandonaban la joyería, un mosso fuera de servicio, que estaba en el centro comercial, se ha dirigido hacia el lugar apuntando a la cabeza de los asaltantes con su arma de fuego reglamentaria, para intentar evitar que se dieran a la fuga.

Estaba en la peluquería

El policía --que llevaba puesta aún la bata de la peluquería en la que se encontraba-- ha forcejeado con uno de los asaltantes, al que ha intentado retener cogiéndole la bolsa con el botín, si bien éste ha podido finalmente huir junto a sus compañeros.

Ha seguido a los cuatro asaltantes hasta la puerta del centro comercial, momento en el que se han oído un par de detonaciones, efectuadas por los ladrones para obligar a que se les abrieran las puertas.