Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El doctor Francisco Soldado con el equipo médico de HM Nens / HOSPITAL HM NENS

El tratamiento de la parálisis branquial obstétrica en HM Nens, reconocido

El hospital de Barcelona es el primer centro fuera de EEUU reconocido por una organización internacional por la cura a una lesión de bebés de alta complejidad

3 min

El Hospital HM Nens de Barcelona se ha convertido en el primer centro no americano del mundo que ha recibido la acreditación de la organización internacional Plexus Nexus para tratar la parálisis branquial obstétrica (PBS). Este reconocimiento se debe a el tratamiento de una patología de alta complejidad en las que están especializados sus profesionales. 

El PBS es una lesión en los nervios del cuello que se produce por un traumatismo en un momento del nacimiento del pequeño. Afecta a las extremidades superiores y puede producir parálisis en el brazo. HM Nens, como hospital pediátrico, trata este tipo de patologías que son poco comunes y tan solo se dan en uno de casa 1.000 bebés. La gravedad, según explican los expertos del centro, depende de la localización nerviosa concreta donde se produzca y del daño ocasionado.

La entrada del área central del hospital HM Nens / HM NENS
La entrada del área central del hospital HM Nens / HM NENS

Primer hospital de Europa en esta intervención

“Estamos muy satisfechos de ser el primer hospital español y europeo en conseguir este reconocimiento”, ha asegurado el Dr. Javier Massaguer, director médico del centro situado en el barrio del Eixample. El doctor ha recordado que desde que llegó “HM Hospitales ha apostado por ofrecer al paciente de la sanidad privada catalana un valor añadido como es abordar la medicina de alta complejidad”. Es decir, diagnosticar y tratar enfermedades que requieren de profesionales altamente especializados.

Respecto al reconocimiento, el tratamiento del PBS que ofrece el centro permite “recuperan el movimiento y la sensibilidad del brazo con el tiempo” y de forma "no muy invasiva", en palabras del doctor Francisco Soldado, uno de los especialistas del ámbito. 

El objetivo es regenerar el nervio si no presenta una sección completa”, ha sentenciado el médico. A partir de aquí se puede el paciente puede empezar a mover la espalda, después el codo y, finalmente, la mano. Es decir, recupera la movilidad que había perdido.