Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los ciberdelincuentes merodean en la red para robar datos personales / EP

Un historial médico cuesta menos que un café en la web oscura

Una investigación revela que los ciberdelincuentes puede acceder a nuestros datos personales con la intención de venderlos en el mercado negro

4 min

Desde que Internet se convirtió en una actividad rutinaria en nuestras vidas, una de nuestras principales preocupaciones tiene que ver con la necesidad de proteger la privacidad de nuestros datos personales. Cuantos más datos sensibles aportamos online, mayor peligro de exposición de nuestra vida personal se produce.

Kapersky, la compañía internacional dedicada a la seguridad informática, alerta de que la información que arrojamos en internet puede acabar en manos peligrosas si no se adoptan las medidas adecuadas para evitarlo. Esta información es muy apreciada por los ciberdelincuentes que están dispuestos a pagar por acceder a información privada.

 

El ‘doxing’

El doxing es uno de los métodos que pueden hacer que nuestra información sensible acabe en manos de los ‘malos’. Puede afectar a cualquier usuario que se maneje online. Nadie está a salvo de los delincuentes que merodean en la red.

“El doxing se produce cuando alguien comparte información privada sobre otra persona sin su consentimiento para avergonzarla, herirla o ponerla en peligro de alguna otra manera", explican desde Kapersky en un comunicado. Sin embargo, "con abusadores especialmente decididos o usuarios malintencionados, el doxing puede llegar hasta el punto de piratear las cuentas de la víctima, un servicio que se ofrece en los mercados negros hoy en día", añaden.

Robo de dinero

Para entender mejor cómo la información personal de los usuarios podría utilizarse, Kaspersky ha analizado ofertas activas en diez foros y mercados internacionales de la 'darkweb'. La investigación recoge que el acceso a los datos personales puede tener un precio de salida de menos medio dólar por una identificación, en función de la profundidad y amplitud de los datos ofrecidos.

Los investigadores de Kaspersky detallan que datos personales como las tarjetas de crédito, de acceso a servicios bancarios y de pago electrónico, "siguen teniendo la misma demanda que hace casi una década y sus respectivos precios no han variado en los últimos años".

Extorsión

Pero también han surgido nuevos tipos de datos. Este el caso de los historiales médicos personales y los selfis con documentos de identificación personal, que pueden encontrarse con un precio de hasta 40 dólares (poco más de 30 euros).

Los datos vendidos en el mercado negro pueden ser utilizados para la extorsión, la ejecución de estafas y esquemas de 'phishing' y el robo directo de dinero. Ciertos tipos de datos, como el acceso a cuentas personales o bases de datos de contraseñas, pueden ser usados no sólo para obtener beneficios económicos, sino también para dañar la reputación y otros tipos de daños sociales, incluido el doxing.

Ojo con los emails

Para minimizar los riesgos del robo de información personal, desde Kaspersky aconsejan prestar atención a los correos electrónicos y a los sitios web de 'phishing', así como utilizar la autenticación de doble factor, para evitar accesos no autorizados a las cuentas. También se aconseja utilice una solución de seguridad fiable para generar y asegurar contraseñas únicas para cada cuenta. “Tenga siempre en cuenta cómo el contenido que comparte 'online' podría ser interpretado y utilizado por otros", advierten desde la compañía de ciberseguridad.