Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El doctor López Rosetti relató los efectos que el estrés tuvo en su salud / PODEMOS HABLAR

La conmovedora historia que habla de los peligros del estrés

Un doctor argentino revela cómo le afectó a su salud el fallecimiento de su padre

4 min

Los problemas, disgustos y la aceleración de la vida diaria pueden acarrear graves consecuencias para la salud. El estrés puede ser fuente de enfermedades. Y así lo admiten reconocidos cardiólogos.

Es el caso del doctor Daniel López Rosetti, cuya historia personal ha generado un fuerte interés en Argentina. El médico protagonizó un emotivo momento al recordar las consecuencias que tuvo para él la muerte de su padre.

Un viaje trágico

López Rosetti explicó en el programa televisivo Podemos Hablar hasta qué punto le afectó su fallecimiento. La historia ocurrió en su juventud cuando, después de obtener sus primeros ingresos, regaló a sus progenitores un viaje a Europa. Pero la felicidad de la familia duró apenas 24 horas ya que, nada más llegar a España, su padre pereció de muerte súbita en un hotel de Sevilla.

"Era un viernes, el lunes viajé y fui a buscar del cuerpo. Mi vieja lo manejó bien; yo lo manejé bien, lo que pude", recordó. Y añadió que a su padre nadie le practicó la reanimación cardiopulmonar algo que, de haber estado a su alcance, le podía haber salvado la vida, dado que así se "triplican" las posibilidades de sobrevivir.

Problemas de salud

El doctor explicó cómo lo ocurrido con su padre le acabó pasando factura tiempo después. Ya en enero, mientras estaba de vacaciones, empezó a sentirse mal. Y, al auscultarse a sí mismo, notó que en la base derecha del pulmón no le entraba bien el aire. Un síntoma preocupante.

"Como médico uno no tiene la tranquilidad de la ignorancia. Entonces haces, como el doctor House, todos los diagnósticos diferenciales: desde nada, a neumonía, hasta HIB, cáncer, metástasis... se te ocurren las peores", afirmó.

Defensas bajas

López Rosetti acudió a una clínica para que le hicieran una placa, que desveló que sufría "un derrame en el pulmón derecho, en la pleura". Algo que le alarmó, ya que "sabía que si me punzaban y me salía sangre, podía ser metástasis". Pero, por fortuna, no fue así, dado que el diagnóstico final fue que tenía "una forma de tuberculosis pleural". Una enfermedad, dijo, "sumamente común".

El médico se mostró convencido de que dicha dolencia se la causó el estrés que le había provocado la muerte de su padre. "El estrés tiene eso: alarma, resistencia y agotamiento", comentó. Y aludió a la "inmunodepresión por estrés", como posible causante del debilitamiento de las defensas de su organismo.