Menú Buscar
Familia de hipopótamos / CREATIVE COMMONS

Los hipopótamos de Pablo Escobar, la mayor especie invasora del mundo

El narcotraficante abrió un zoológico de animales exóticos, hogar de los hipopótamos que ahora causan problemas en la región

3 min

La sombra de Pablo Escobar sigue siendo muy grande, incluso 25 años después de su muerte. El narcotraficante colombiano dejó tras de sí un reguero de víctimas, un parque temático de más de 3.500 hectáreas, varias mansiones abandonadas y una cárcel de máxima seguridad desmantelada por los saqueadores. Sin embargo, solo una de estas propiedades se ha convertido en la actualidad en un verdadero quebradero de cabeza para las autoridades. Hablamos del antiguo zoológico de animales exóticos que Escobar construyó en la famosa Hacienda Nápoles.

Hipopótamos libres

Cuando Pablo Escobar fue asesinado en diciembre de 1993, la mayoría de animales fueron trasladados a otras instalaciones. Una reubicación que resultó demasiado complicada para la especie más grande y pesada del zoológico: los hipopótamos. Con un peso medio que oscila entre los 1.500 y los 1.800 kilogramos, los cuatro ejemplares que vivían en el recinto fueron abandonados a su suerte, una situación a la que ellos hicieron frente multiplicando el número de miembros de la manada.

Imagen del narcotraficante Pablo Escobar

Imagen del narcotraficante Pablo Escobar

A día de hoy, se cree que más de 50 hipopótamos adultos campan a sus anchas por la zona. Una cifra imposible de calcular con exactitud, pues se trata de un animal muy difícil de rastrear. Algunas fuentes aseguran haber visto a pequeñas familias desplegadas por los lagos de la región. Una tesitura que podría volverse insostenible.

Su influencia sobre el ecosistema

Tras la llegada masiva de dichas criaturas, un grupo de investigadores ha analizado cómo la presencia de los hipopótamos influye en el devenir del ecosistema local. Tal y como explican los responsables del estudio, estos mamíferos semiacuáticos son “ingenieros del ecosistema”, pues trasladan los nutrientes clave de un hábitat a otro. Es decir, “fertilizan lagos comiendo hierba en la tierra y luego defecando en el agua por la noche", asegura Jonathan Shurin, profesor de la División de Ciencias Biológicas de la UC San Diego. "Esto tiene efectos en todo el ecosistema, desde microorganismos hasta cosas como ranas y murciélagos", añade

Hipopótamo bajo el agua / CREATIVE COMMONS

Hipopótamo bajo el agua / CREATIVE COMMONS

A través de registradores de oxígeno, grabaciones de audio y análisis de la fauna autóctona, el estudio ha examinado el impacto de los hipopótamos en la región, en relación a un espectro de ocupación. Es sorprendente cómo dichas criaturas se han adaptado a un medio totalmente opuesto al suyo. Una aclimatación que podría resultar nociva para la supervivencia de otras especies nativas como tortugas, peces, insectos o manatíes.