Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las manos de una anciana que sujeta un vaso con té / CG

La hija de la anciana vejada en una residencia de Terrassa tacha de "muy despreciable" lo sucedido

La familia de la víctima vive la situación "con mucha tristeza y mucha indignación", y más al ver que lo exhibieron todo en redes sociales

4 min

La hija de la anciana vejada en la residencia Mossèn Homs de Terrassa (Barcelona) ha afirmado que, en el momento en el que vio el vídeo que subieron las cuidadoras a internet, deseó a ambas "la peor vejez del mundo" porque "nadie debería pasar por esta situación".

La familia está viviendo la situación "con mucha tristeza y mucha indignación" dado que lo sucedido es algo "muy despreciable". Además, consideran que aun es más grave cuando un hecho de estas características acaba con una exhibición en redes sociales.

Por suerte, se ha actuado rápido

"Los abuelos necesitan mucho respeto, humanidad, y no ese trato vejatorio. Nosotros no vamos a poner ninguna medida, venimos a ver a nuestra familiar a la que no vemos desde hace una semana. Hablamos con ella el viernes pasado porque las visitas han estado restringidas. Sabemos que está bien y tiene muchas ganas de vernos, como es natural", ha afirmado la hija de la víctima.

"Hemos visto también que se ha actuado rápido, que el mismo alcalde ha tomado las medidas pertinentes y estas personas están denunciadas además ante los Mossos d'Esquadra y que todo va a llevar su curso", ha añadido la familiar. Las dos trabajadoras que aparecen en el vídeo han sido despedidas por el centro y la policía autonómica han abierto una investigación sobre los hechos, mientras que la Generalitat se personará en las actuaciones judiciales que se puedan emprender al respecto.

El vídeo de la polémica

En el vídeo se ve a una joven cuidadora que está intentando dar de comer a la anciana, a la que llama por su nombre, Elisa, y le dice: "Va, abre la puta boca ya, hombre, vieja cascarrabias". Mientras otra de las cuidadores se ríe de la situación, con la mascarilla medio caída, la que está intentando dar de comer a la anciana se dirige a la cámara que filma y asegura: "Yo no soy así, que conste, pero me saca de quicio".

A continuación, la joven cuidadora vuelve a dirigirse a la anciana a la que le grita: "¡Elisa, la pastilla! ¿No entiendes que te la tienes que tomar? ¿No lo entiendes?". Mientras su compañera no deja de reír, la cuidadora termina gritando: "¡Mira! ¿Sabes qué? Si no te la quieres tomar, no te la tomes. Si te duele de los pies a la cabeza te vas a joder, ¡hombre ya, la puta pastilla!", mientras se ve como la cuidadora arroja la pastilla supuestamente a una papelera.