Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del centro sociosanitario Hestia Duran y Reinals de L'Hospitalet de Llobregat / CG

Hestia, las residencias cercanas a CiU, se despeñan con el coronavirus

La empresa de centros sociosanitarios, que donó dinero a Convergencia, encaja quejas por presunta mala praxis, un expediente de Salud y denuncias a Fiscalía

8 min

¿Qué pasa en Hestia Alliance? El grupo sociosanitario líder en España ha encajado denuncias públicas y formales ante Salud y Fiscalía por presunta mala praxis en el cuidado de personas mayores. La empresa, que cultivó buenas relaciones con CiU hasta el punto que donó dinero a dos fundaciones de Convergència, que ahora trata de extinguirse al calor del mazazo de la sentencia del caso Palau en el Tribunal Supremo, se ha estrellado con la crisis del coronavirus. La enseña lo rebaja a peticiones individuales de familiares y a un expediente de la Consejería que lidera Alba Vergés.

Desde el sector sanitario se subraya la "opacidad" de una compañía que ha crecido de forma orgánica, sí, pero también al calor de algunos gobiernos. Lo factual son tres cosas. Una, un centro de Barcelona​, Hestia Palau, la antigua Alianza de Barcelona, ha encajado una investigación del Departamento de Salud por presunta mala praxis. La Consejería ha sancionado al centro y Fiscalía ha sido abandonada entre alertas de supuesto "abandono" de ancianos. Las denuncias llegan también a Hestia Gràcia, aunque allí no constan sanciones. A su vez, familiares de Hestia Duran i Reynals, en L'Hospitalet de Llobregat, advierten de situaciones similares. Ya han denunciado al Defensor del Paciente y preparan el terreno legal.

Empresa cercana a CiU

El conglomerado líder en sociosanitarios en España opera 15 equipamientos en Cataluña, Baleares y Galicia. Sitúa su nacimiento en 2011, aunque presume de "una experiencia de 18 años" en el sector de los cuidados de mayores y personas dependientes. Factura más de 50 millones al año y presenta un sólido estado de cuentas. Desde el sector sanitario, no obstante, insisten en las "sombras". ¿Cuáles? Los favores recibidos por CiU, por ejemplo, quien en 2014 le cedió el Hospital Duran i Reynals con un contrato de 500 millones de euros después de dos donaciones de la compañía a fundaciones del círculo de Convergència, una de ellas la conocida CatDem, ya extinguida, tal y como avanzó El País.

hestia ciu corrupcion
Ferrán Olivé (3d), presidente de Hestia Alliance; con Juan José Fernández (3i), consejero delegado del grupo, durante una visista oficial / HA

El propio Hestia Palau, una de las tres instalaciones de cuidado de mayores señalada durante la crisis sanitaria del SARS-CoV-2, entró en la red pública en 2016, año en el que el exconsejero de Salud, Toni Comín, trató de expulsar del perímetro público al Hospital General de Cataluña (HGC) y la Clínica del Vallès de Sabadell. Solo lo consiguió en el segundo caso. Antes, su antecesor, Boi Ruiz, inauguró en Balaguer​ (Lleida) el nuevo sociosanitario de la compañía, que opera en régimen de encargo de gestión. El Ayuntamiento cedió los terrenos y el Servicio Catalán de Salud (CatSalut) concertó las plazas. Actualmente, Josep Maria Via, ex mano derecha de Xavier Trias y expresidente del Parc Salut Mar (PSMAR), es mano derecha de la presidencia de la fundación del grupo de centros sociosanitarios.

Trompazo con el coronavirus

Es también ahora cuando Hestia Alliance, grupo dirigido por Juan José Fernández Ramos ante las cámaras, y por el psiquiatra Ferran Olivé desde un discreto segundo plano, se tambalea. Salud ha abierto expediente sancionador contra Hestia Palau, la antigua L'Aliança, pero hay más. Familias de esta instalación y Hestia Gràcia han pedido que Fiscalía investigue los dos centros situados en el corazón de Barcelona. ¿Por qué? "Negación para derivar enfermos graves a hospitales; falta de información a las familias, incluso mentiras sobre el estado de los pacientes; falta de comunicación con los pacientes; ninguna comunicación por parte de los médicos de la residencia; personal y equipamiento insuficiente; posible mala praxis y pésima gestión administrativa en informes y certificados de defunción", enumeran.

Más duros son incluso los familiares de residentes de Hestia Duran i Reynals. "Durante la crisis del coronavirus no me dejaban ver a mi madre, que tenía dificultades para comer. Cuando la pude ver en abril, pesaba 25 kilos". Quien habla es Laura Limones García, quien ya ha interpuesto reclamación contra el sociosanitario y prepara una denuncia por la vía penal. "No tenían personal, no tenían medios y eran tan opacos como te puedas imaginar. Mi madre presentaba estado de abandono absoluto, era un cadáver andante y no tenía lengua: eran jirones", recuerda llorando. Cuenta con asesoramiento legal y denunciará. "No quiero dinero. Quiero que no pase más. Que intervengan ese centro", pide.

"Hemos priorizado la atención a los pacientes"

Preguntada por sus dificultades durante la pandemia, un portavoz del conglomerado ha señalado que "desde el inicio de la crisis sanitaria, Hestia Alliance se ha sumado a los esfuerzos de contención de la SARS-CoV-2, adecuando la atención de pacientes, usuarios y familiares a las circunstancias extraordinarias actuales". ¿Cómo? Con "medidas y protocolos de protección y prevención --como equipos de protección individual (EPI)--; la realización de tests de Covid-19 tanto en pacientes como personal sanitario; mantenimiento de protocolos asistenciales y de higiene a niveles óptimos y sectorización por unidades específicas para pacientes positivos".

hestia coronavirus
Personal de limpieza higienizando una residencia de mayores durante la pandemia / EFE

El grupo de Fernández y Olivé pone en valor los "test masivos como iniciativa propia" y la "rigurosa reubicación de pacientes infectados. Rebaja la sanción interpuesta por el Departamento de Salud a un "expediente abierto tras una inspección", aunque, tal y como ocurre como DomusVi, no da cifras de contagiados o fallecidos en sus centros a los medios: solo a las autoridades sanitarias. ¿Hubo abandono de ancianos, tal y como denuncian familiares de tres de sus centros? "Hestia Alliance lleva más de tres décadas centrada en la atención sociosanitaria y la salud mental. La atención que proveemos a nuestros pacientes está sometida tanto a procesos de acreditación exigidos en los estándares de calidad de las diferentes administraciones que contratan nuestros servicios de gestión como a normas ISO y EFQM", defiende su portavoz. Asimismo, el grupo, que cultivó buenas relaciones con Convergencia, pone en valor sus "evaluaciones externas realizadas por entidades independientes".

Destacadas en Vida