Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Playa de Torredembarra en la que ha sido hallado un tercer hueso humano / GOOGLE STREET VIEW

Hallan dos huesos humanos más en una playa de Torredembarra

Esta semana dos buceadores han desenterrado en la misma zona un cráneo sin mandíbula y un fémur

3 min

Siguen saliendo trozos de esqueleto humano en la playa de Els Muntanyans de Torredembarra (Tarragona), donde estos días ya se recuperaron un cráneo y un fémur bastante dañados. En las últimas horas, han aparecido un trozo de cadera y otro hueso tan pequeño que, por el momento, no se puede identificar.

El fragmento de la cadera, localizado poco antes del mediodía del martes, llegó flotando hasta la orilla y fue hallado por un particular, que lo entregó en el puesto de socorristas, tal y como sucedió en las dos ocasiones anteriores con el cráneo y el fémur. La Policía Local de la localidad dio aviso a la Guardia Civil, que investiga los hechos al tratarse del cuerpo que tiene las competencias marítimas. Por la noche apareció la cuarta pieza de este rompecabezas humano.

Tres fragmentos recuperados

La Policía Judicial del instituto armado se ha hecho cargo de los hallazgos y ha confirmado que se trataría de huesos humanos, según han confirmado fuentes de la investigación al Diari de Tarragona.

Los restos biológicos se encuentran ya en el depósito del tanatorio de Tarragona, a la espera de que el Instituto Anatómico Forense determine la identidad de la persona a quien pertenecen. No obstante, la tarea será complicada porque los huesos están muy dañados y la calavera hallada carece de dientes, por lo que será difícil su identificación mediante el estudio del ADN. 

Los GEAS peinan la zona

Este miércoles está previsto que el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil peine el lecho marino a unos 100 metros de la costa y a cuatro de profundidad, donde han sido recuperados los fragmentos óseos, por si hubiese más restos.  

Hasta ahora se han recuperado un cráneo --sin mandíbula--, que fue hallado de forma fortuita por un buceador el lunes y, pocas horas después, otro submarinista desenterró en la misma zona un fémur, de unos 40 centímetros de longitud. Ahora son un trozo de cadera y otro hueso más pequeño los que han aparecido.

¿Una víctima de las riadas de 2019?

Las primeras hipótesis apuntan a que todos los restos óseos corresponderían a la misma persona, que podría tratarse de un desaparecido de las riadas que afectaron a la localidad de L’Espluga de Francolí en 2019, en la que desaparecieron cinco personas pero solo se recuperaron los cadáveres de tres de ellos. No obstante, no se descarta ninguna posibilidad.