Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Martín Ezequiel, el presunto autor del asesinato de su hijo en un hotel de Barcelona el pasado mes de agosto / CG

Hallan el cadáver de Martín Ezequiel, el presunto asesino de su hijo en un hotel de Barcelona

Los Mossos han encontrado un cuerpo sin vida en una zona boscosa entre el Prat de Llobregat y Barcelona que podría ser del parricida, aunque se espera la confirmación oficial

3 min

Los Mossos d'Esquadra han encontrado el cadáver de un hombre en un terreno de una zona boscosa entre El Prat de Llobregat Barcelona. Según han confirmado fuentes de la policía catalana a Crónica Global, creen que podría tratarse de Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, el hombre que presuntamente mató a su hijo en un hotel de la Ciudad Condal el pasado mes de agosto. 

Los agentes lo buscaban desde hace tres semanas con un amplio dispositivo. Tras el hallazgo de un cuerpo sin vida cerca de El Prat de Llobregat (Barcelona), donde le perdieron la pista tras conocerse que huyó en taxi tras el crimen y consiguió llegar hasta el aeropuerto, sospechan que podría tratarse de él por las bambas que llevaba puestas. Aunque esta es la hipótesis con la que trabajan, se encuentran a la espera de la confirmación oficial mediante huellas dactilares. 

Huida de Martín

Martín huyó después de, supuestamente, acabar con la vida de su hijo, de tan solo 2 años, la noche del martes 24 de agosto a modo de venganza hacia su expareja y madre de la criatura, de la que se estaba separando. Las cámaras de seguridad del hotel Concòrdia, donde ocurrieron los hechos, grabaron cómo Martín huyó tras saltar la valla del edificio. Posteriormente, los investigadores descubrieron que logró llegar al aeropuerto de El Prat, por lo que no descartaban que hubiese salido del país con un pasaporte falso. 

Desde entonces, un juzgado de Barcelona investigaba el caso, mientras que los Mossos habían difundido fotografías de Martín, así como varios retratos robot con los posibles aspectos que podría adquirir para tratar de no ser reconocido, y pidieron colaboración ciudadana para dar con él. Ahora, tras el hallazgo de un cadáver en la zona donde se perdió la pista del presunto parricida, la policía catalana sospecha que podría haberse quitado la vida.