Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La llama Winter / AGENCIAS

Hallan anticuerpos capaces de neutralizar el coronavirus en una llama

Un estudio internacional afirma, en pruebas de laboratorio, que la especie 'Lama glama' es capaz de contrarrestar el SARS-CoV-2

3 min

Winter es una llama de cuatro años de la especie Lama glama. Esta hembra de color marrón vive, desde su nacimiento, en un extenso recinto de un centro especializado en investigación científica y sanitaria de Bélgica. Y, ¿por qué es noticia? La respuesta es fácil: porque va a salvar al mundo. Concretamente, porque puede tener la clave para acabar con el coronavirus.

La revista Cell, una de las publicaciones científicas más prestigiosas del mundo, ha subido a su versión online un artículo con los resultados de un estudio internacional en el que se asegura que los anticuerpos procedentes de esta variedad de llamas, la Lama glama, neutralizan el virus causante del Covid-19, el SARS-CoV-2.

Sus anticuerpos son la clave

Aunque su nombre no aparece en los papeles del estudio, la investigación ha analizado los anticuerpos de Winter con conclusiones muy prometedoras y significativas de cara a la pandemia. La famosa llama inició su contribución a la ciencia en 2016, con apenas 9 meses, con investigadores que se encontraban estudiando los coronavirus SARS-CoV-1 y MERS-CoV.

Winter y parte del rebaño con el que convive en Bélgica / AGENCIAS
Winter y parte del rebaño con el que convive en Bélgica / AGENCIAS

En un proceso similar al de los humanos, se le inyectó una vacuna con proteínas estabilizadas de esos virus para inmunizarla en el transcurso de aproximadamente seis semanas. Tras ese tiempo, le cogieron una muestra de sangre y anticuerpos aislados que se unían a cada versión de la proteína original. Y uno de ellos demostró ser realmente prometedor para detener un virus que muestra proteínas de SARS-CoV-1.

Abre la puerta a una futura vacuna

Ahora, la investigación ha llegado a un punto de inesperada actualidad tras la aparición del SARS-CoV-2. Por ello, vinculando dos copias del anticuerpo de llama que funcionó contra el virus anterior, el equipo diseñó el nuevo y prometedor anticuerpo: los resultados indican que neutraliza los virus que muestran proteínas de SARS-CoV-2 en cultivos celulares.

Aunque todavía es pronto para pensar en un tratamiento o vacuna aplicable a gran escala, Winter abre otra puerta a un posible fármaco para humanos. Los expertos que han participado en el estudio recuerdan, para tranquilidad de los defensores de los animales, que la llama no ha sufrido ningún tipo de daño con los estudios. Ni ella, ni los 130 miembros del rebaño de llamas y alpacas con el que convive.