Menú Buscar
Dos turistas llegan a la Barceloneta / EFE

Hacienda obligará a las plataformas de alquiler turístico a informar de propietarios y clientes

Las ‘apps’ colaborativas como Airbnb deberán enviar datos completos a la Agencia Tributaria a partir de julio; la medida es aplaudida por los hoteleros

3 min

A partir de julio, el Ministerio de Hacienda obligará a las plataformas de alquiler de viviendas de uso turístico --como Airbnb, HomeAway, Wimdu o Niumba-- a enviar a la Agencia Tributaria la información relativa a los propietarios y los clientes.

Además, impondrá presentar informes periódicos, con el objetivo de que declaren "con más detalle" su actividad, en el marco de las actuaciones que viene realizando en los últimos años para reforzar la vigilancia sobre el alquiler vacacional.

Presiones a las plataformas colaborativas

La declaración será obligatoria para personas y entidades que presten el servicio de intermediación entre los cedentes y cesionarios. En particular, las personas o entidades constituidas como plataformas colaborativas que intermedien en la cesión de uso y tengan la consideración de prestador de servicios de la sociedad de la información.

La información exigida, contempla la identificación del titular de la vivienda, la del titular del derecho en virtud del cual se cede la vivienda (si es distinta del titular de la vivienda) y de las personas o entidades cesionarias.

Asimismo, deberá procederse a la identificación del inmueble con especificación de la referencia catastral, en su caso; del número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos y del importe percibido, en su caso, por el titular cedente del derecho.

Aplausos de los hoteleros

Por su parte, Exceltur ha expresado su "satisfacción" por la nueva obligación al considerar que se trata de "un paso muy importante en la erradicación de la opacidad fiscal y falta de cumplimiento de la normativa que regula los alojamientos turísticos", con la que se ha venido desarrollando el alquiler turístico de viviendas en España.

La patronal turística ha señalado que la realidad de muchos destinos turísticos españoles (Barcelona, Madrid, San Sebastián, Valencia o Palma) ha corroborado el crecimiento "descontrolado" de las viviendas de uso turístico "amparadas por las nuevas plataformas tecnológicas".