Menú Buscar
Manifestación con las manos arriba con una imagen de #Hablemos #Parlem / CG

#Hablemos, la vía de los que quieren dialogar tras el 1-O

Las redes sociales llaman a concentrarse este sábado frente a la puerta de los ayuntamientos de todas las ciudades para que los políticos recapaciten

Cristina Farrés / Nuria Vázquez
5 min

Las movilizaciones masivas en Cataluña se han convertido en el atrezo del territorio catalán. Lo son desde aquel 11 de septiembre de 2013, en el que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) arrebató, por primera vez, la fiesta de todos los catalanes para fijarla como nuevo día señalado para las manifestaciones independentistas.

La Vía Catalana hacia la Independencia, como fue bautizada la iniciativa, significó el punto de partida de las entidades secesionistas al frente del movimiento catalán de ruptura con el resto de España. A la ANC, liderada entonces por la actual presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se le sumó Òmnium Cultural, con Muriel Casals al frente.

Ambas asociaciones se colocaron en la primera línea de las movilizaciones a favor de la celebración del referéndum del 1 de octubre. Un conjunto de propuestas cuya intensidad ha ido in crescendo a medida que se acercaba la fecha, sobre todo desde la jornada del domingo, tras las cargas policiales que se produjeron en varios puntos de Cataluña para retirar las urnas de los colegios electorales.

Protestas bidireccionales

Desde entonces se han producido movilizaciones focalizadas, sobre todo, en contra de la actuación de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, a las que se han unido también algunos ciudadanos que no comulgan con la celebración ilegal del referéndum pero entienden como desproporcionadas las actuaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Una de las imágenes de la campaña #hablemos / CG

Una de las imágenes de la campaña #hablemos / CG

Tras el pasado 1-O, también han incrementado las manifestaciones a favor de la unidad de España; se ha aplaudido el trabajo de los agentes frente a la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Cataluña y se les ha hecho llegar el mensaje de que son bienvenidos en el territorio catalán. Algunas banderas españolas también se han visto tímidamente en protestas como la del pasado miércoles, 3-O, en la huelga y paro de país que quiso ser general de Barcelona y que se convirtió más en una fiesta que en una protesta laboral.

Diálogo social

Ante un panorama de tal envergadura, un grupo de jóvenes ha puesto en marcha, de forma anónima, la campaña #Hablemos a través de las redes sociales. Y lo han hecho movilizando a sus seguidores mediante cadenas de Whatsapp y páginas de Facebook en las que aseguran que la convivencia es posible en Cataluña, pese a la tensión actual.

Una de las iniciativas se centra en acudir este sábado, 7 de octubre, a las 12 horas frente a los ayuntamientos de todas las ciudades vestidos de blanco para “decir que España es un país mejor que sus gobernantes”, sostienen en la descripción del evento. “Han sembrado odio, nos enfrentan y dividen. Si no intervenimos como sociedad, España se convertirá en un país difícil de habitar”.

Por eso pretenden enviar un mensaje a los dirigentes políticos, tanto de Cataluña como del resto del país: “No queremos que nos utilicen, que nos enfrenten, que nos mientan, que somos mucho más y que esto no lo resuelven ellos sino la gente, el diálogo y la convivencia”. Una petición de paz y de entendimiento que quiere ser transversal a todas las posiciones políticas.

Muestra de ello es que todos los visuales que se han utilizado para difundir la reivindicación se han realizado de forma anónima por todos los que apoyan la campaña. Aportaciones que incluirían a nombres reconocidos del grafismo en Cataluña y de otros ilustradores amateurs. Lo importante, pedir diálogo en todo el país.