Menú Buscar
Imagen de archivo de un quirófano similar a los que el Hospital de Bellvitge busca equipar / CG

Guerra por equipar los quirófanos del Hospital de Bellvitge

Una adjudicación menor acaba en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña tras exclusiones y tensión entre los licitantes

4 min

Guerra por equipar los quirófanos de cirugía ambulatoria del Hospital Universitari de Bellvitge (HUB). Una adjudicación menor a Olympus ha destapado una dura pugna por arañar contratos en el mayor hospital del Baix Llobregat. El caso ha acabado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras un reguero de descalificaciones. El conflicto es el segundo al que se enfrenta la gerencia de Bellvitge tras el escándalo del convenio suscrito con Medtronic para construir una unidad cardíaca privada en el centro, que reveló Crónica Global.

El último episodio del pulso se conoció la pasada semana. La sala quinta del TSJC admitió a trámite un recurso de Karl Storz Endoscopia Ibérica contra una resolución anterior del Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) que la descalificaba de la licitación.

Karl Storz obtuvo una puntuación mejor que sus rivales y cazó el contrato el 16 de junio por un valor de 1,8 millones de euros con IVA. No obstante, un recurso presentado por Olympus en el citado tribunal corrigió la decisión anterior y resolvió que la multinacional de productos ópticos debía ser la ganadora, con una oferta que totaliza 1,9 millones, dejando a Storz en la cuneta.

Antes, otras seis empresas habían sido apartadas de la carrera para convertirse en proveedor del material.

"Provisión normal"

Preguntado las anomalías en el expediente, el Instituto Catalán de Sanidad (ICS), que gestiona el Hospital de Bellvitge, ha subrayado que "la sentencia final del TCCSP fue favorable a la resolución de la mesa de contratación".

Según el mismo portavoz, la provisión de material "se ha venido realizando con normalidad en el segundo semestre de 2016".

"Trufada de irregularidades"

Fuentes del sector médico son mucho más duras. "Se excluyeron hasta siete empresas para adjudicar un contrato de poco más de millón y medio a Olympus. Aunque el caso está judicializado, hay irregularidades que se conocerán en etapas más avanzadas del momento procesal".

Según las mismas voces, la licitación ha aflorado "prácticas poco gratificantes por parte de Olympus".

Preguntado sobre estas acusaciones, la firma con sede en L'Hospitalet se ha limitado a señalar que comentará el caso cuando se resuelva el recurso presentado ante el TSJC.

Segundo caso

La polémica licitación se suma a las críticas del personal de Bellvitge por el convenio suscrito entre el ICS y la empresa Medtronic, en la que trabaja la exgerente del centro, para construir una unidad cardíaca en el hospital de alta complejidad.

El caso ha sublevado a los sindicatos con representación en la junta de personal, que han anunciado que pedirán explicaciones a la gerencia, ya que consideran que se dio "un trato de favor" a la firma multinacional.

El episodio, según subrayó la CGT, fue el último de diversas contrataciones "cuestionables" en la provisión de materiales fungibles y equipamiento en la instalación.