Menú Buscar
Alcalá ofrece el Instituto de Medicina Molecular Príncipe de Asturias (en la imagen) para albergar la agencia / CG

Guerra autonómica por la Agencia Europea del Medicamento

Ocho ciudades españolas pelean con Barcelona por hospedar al codiciado organismo que dejará Londres tras el 'Brexit'

Antonio M. Yagüe
8 min

Nueva guerra autonómica a la vista en medio del desbarajuste para formar Gobierno. La anunciada salida de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) de Londres, tras el terremoto del Brexit, ha movido a nueve ciudades españolas –Barcelona, Alcalá de Henares, Alicante, Málaga, Granada, Santa Cruz de Tenerife, León, Zaragoza y alguna de Galicia- a ofrecerse como ‘casa’ ideal.

El codiciado inquilino tiene un presupuesto de 335 millones de euros, 900 'eurofuncionarios' y una red de 4.000 expertos seleccionados entre los países y organismos de la UE.

Barcelona figura como favorita para acoger al organismo que  tramita la autorización de medicamentos, en la decisión que adopte la Comisión Europea tras el paso eventual por Bruselas. Por méritos propios, ya que Cataluña tiene el quinto sector farmacéutico más productivo de Europa y acoge a la mitad de los laboratorios españoles.

Incongruencia con el independentismo

La capital catalana también cuenta en teoría con el apoyo del  Ejecutivo en funciones, si creemos en las promesas mediáticas monclovitas de la ‘vicetodo’ Soraya Sáenz de Santamaría. Pero el Ministerio de Sanidad, regido a tiempo parcial por Fátima Báñez, asegura que será imparcial. Según los observadores, tampoco está claro el sostén desde Moncloa de la candidatura del Govern “a cambio de nada” y mientras el ejecutivo de Puigdemont lanza órdagos contra el Estado.

Todas las fuerzas políticas catalanas defienden la candidatura, salvo la CUP, que define a la EMA como “uno de los peores lobbies sanitarios del planeta”. El PP, a regañadientes, ya que lo ve una incongruencia con la hoja de ruta independentista. “Alguien nos está estafando”, ha comentado el joven diputado Juan Mílian.

Esta incoherencia es el principal argumento político del PSOE para rechazar el apoyo de Rajoy “sin luz ni taquígrafos” a la ciudad condal y proponer una ciudad andaluza. “La candidatura de Barcelona será un fracaso. No es previsible que Estados miembros de la UE vayan a apoyar que se traslade su sede a un territorio en el que el gobierno regional pretenda la independencia de manera unilateral e ilegal, que le supondría salir de la UE”, advierte José Martínez Olmos, número dos del Ministerio de Sanidad con cuatro ministros y hoy senador por Granada.

Embrujo  y calidad de vida andaluza

Olmos aboga por su ciudad en guerra autonómica con Málaga. Ya tiene  trabajando un equipo con su alcalde Francisco Cuenca a la cabeza. Además del embrujo de la Alhambra, la capital nazarí cuenta con un “ecosistema singular” formado por un parque científico especializado en tecnologías de la salud, varios centros del CSIC  y una facultad de Medicina “de las de más solera y prestigio de toda España”. En la ciudad hay presencia de multinacionales farmacéuticas de primer nivel.

El ejecutivo de Susana Díaz todavía no se ha pronunciado sobre la pugna con Málaga. La capital de la Costa del Sol ofrece como puntos fuertes a los funcionarios de la EMA su conectividad aérea con ciudades europeas (140 destinos) y su calidad de vida (oferta cultural, gastronomía, clima, hospitalidad…) a precios imbatibles.

Alcalá y el monumento a la crisis

No por ser cuna de Cervantes o Ciudad Patrimonio Mundial, Alcalá de Henares es una opción seria. Cuenta con el apoyo de los ejecutivos autonómico y central, acoge a un tercio de la producción de fármacos de España, y tiene una universidad de prestigio y excelentes comunicaciones aéreas y terrestres.

También ofrece una sede, sin estrenar esperando con las puertas abiertas: el Instituto de Medicina Molecular Príncipe de Asturias. El famoso IMMPA, uno de los monumentos de la crisis, es un edificio público situado junto la Facultad de Medicina. Dispone de una parcela de 53.000 metros cuadrados. Fue planeado en el 2005 con la idea de albergar hasta 600 investigadores. Pero no se abrió. Una  pena. El CSIC tiene la llave.

Alicante, a tiro de patente

Alicante fue la primera ciudad en ofrecerse, con el apoyo de la Generalitat y de las Cortes. Esgrime que el traslado de la EMA  podría hacerse a las instalaciones de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, “con gran ahorro para las arcas comunitarias y plenas garantías”.

Ambos organismos, según  proponen sus autoridades, podrían compartir el personal funcionario y aprovechar las oficinas e instalaciones con una ampliación si fuera necesario. También se ubica allí el Tribunal de la Marca Comunitaria, íntimamente relacionado con las patentes y a tiro de la industria farmacéutica.

León, Zaragoza y Tenerife…

Los alcaldes de León y Zaragoza han sido los últimos en hacer sus ofertas al presidente en funciones. La ciudad castellanoleonesa destaca la disponibilidad de instalaciones del sector biosanitario a nivel internacional. El alcalde de la capital de Aragón, Pedro Santisteve, dice en su carta a Rajoy que “no es la primera vez que Zaragoza sirve de base” a oficinas de organismo internacionales como la Oficina para la Década del Agua 2005-15” y le recuerda que “es de sobra conocida nuestra capacidad para gestionar y organizar con éxito grandes acontecimientos”.

Santa Cruz de Tenerife destaca que es sede del Instituto de Enfermedades Tropicales y del Centro de Investigaciones Biomédicas. Otras ventajas para albergar la EMA, según el Cabildo, son su situación estratégica, entre tres continentes, sus infraestructuras de primer nivel, su excelente marco fiscal y un entorno privilegiado con un clima tropical y alta calidad de vida.

Galicia donde ya se verá

Galicia también se ha sumando a la carrera. Pero la Xunta, como era de esperar si hacemos caso al tópico, no dice si Santiago sí o no, si A Coruña, si Vigo… “Cuando se nos conceda la candidatura, elegiremos la ciudad. Ya se verá”, comentan fuentes del ejecutivo de Alberto Núñez Feijoo, partidario de sacar el tema  de la compaña electoral y evitar confrontaciones con gobiernos municipales en manos de las mareas.

La peculiar candidatura gallega destaca que Galicia dispone de tres institutos de investigación biomédica, 1.200 investigadores, tres  universidades, y una docena de compañías  farmacéuticas. La excelencia de su marisco se da por supuesta, como el valor en el Ejército. Y como el apoyo de Rajoy.

“Sería un puntazo, un broche para Mariano”,  dicen sus seguidores. Y una sorpresa para todos, incluso si fuera cualquiera de estas ciudades españolas, ante competidores como Roma, Estocolmo, Berlín y Copenhague.