Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo de la GUB en Arc de Triomf / GUARDIA URBANA DE BARCELONA

La GUB reforzará su presencia para hacer cumplir el toque de queda en Nochevieja

Realizarán dispositivos de control y prevención para velar por la seguridad ciudadana

3 min

Con motivo de la celebración de la llegada del nuevo año, la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) ha anunciado que reforzará su presencia en las calles para hacer cumplir las medidas de seguridad sanitaria impuestas por el Govern, especialmente a partir de la una de la mañana con el inicio del toque de queda.

Los agentes de la GUB, que trabajarán en coordinación con los Mossos d’Esquadra, harán vigilancias de los espacios públicos con un refuerzo de efectivos durante el horario nocturno. El dispositivo velará por el cumplimiento de las normas y tendrá como objetivo evitar aglomeraciones en las calles, la celebración de botellones y los comportamientos incívicos que puedan generar molestias vecinales o la degradación del mobiliario público.

Rastrean las redes sociales

Como parte de este dispositivo, los agentes de la Guardia Urbana peinan desde hace días las redes sociales en busca de convocatorias para fiestas ilegales con el fin de evitar que lleguen a producirse. En este sentido, gran parte de la labor policial se enfoca en la prevención de la comisión de actos delictivos así como de conductas que puedan alterar el orden público.  

Además, durante esta Nochevieja los agentes se asegurarán de que los locales cumplan con la normativa vigente sobre los horarios de venta de alcohol y cierre. Por su lado, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha anunciado que alargará la circulación de metros, ferrocarriles y tranvías hasta las dos de la madrugada.

Dispositivo especial de los Mossos

Montserrat Escudé, portavoz de los Mossos d’Esquadra, ha confirmado que la policía catalana también efectuará un dispositivo especial de seguridad durante la noche de Fin de Año para hacer cumplir las restricciones. En este sentido, la portavoz ha remarcado que, aunque se intensificará la vigilancia en todo el territorio, lo harán desde la prevención.

En concreto, habrá 50 patrullas extra en todo el territorio y más equipos de orden público. En total, la policía autonómica intensificará la presencia policial con el despliegue de 200 agentes en las calles de Cataluña. Este Fin de Año aumentará también la presencia de los mossos en las carreteras con 52 controles y macrocontroles de alcoholemia y de drogas.