Menú Buscar
Imagen de un control de seguridad de la Guardia Urbana en la Ronda Litoral / GUB

Furgonetas de la Guardia Urbana 'incumplen' la normativa de emisiones de Barcelona

CSIF denuncia el uso de vehículos policiales con 250.000 kilómetros "que contaminan mucho más que los ciudadanos a los que tienen que multar"

5 min

¿Cuánto contaminan los vehículos del Ayuntamiento de Barcelona? El gobierno municipal de Ada Colau empezará a multar a los vehículos sucios de los ciudadanos a partir del próximo martes, 15 de septiembre, pero lo cierto es que da poco ejemplo. Algunos automóviles de la Guardia Urbana de Barcelona no pasarían el corte antipolución: tienen más de 15 años de antigüedad y 250.000 kilómetros recorridos.

Es lo que denuncia el sindicato CSIF, que ha alertado de que algunos vehículos de la UIPA, la división de tráfico de la Urbana, siguen formando parte de la flota operativa pese a que tendrían que ser depositados como fuera de servicio. La parte social ha recalcado que algunas de estas unidades tienen "más de 15 años de antigüedad y 250.000 kilómetros". Según la agrupación sindical, su denuncia no es nueva y no guarda relación con la entrada en vigor del capítulo sancionador de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), la ordenanza municipal que busca expulsar a los automóviles y motos sucias de Barcelona. CSIF recuerda que en noviembre de 2019 ya avisó de la existencia de unidades en estado "lamentable", que comprometen la imagen de la Unidad de Atestados de la Guardia Urbana, área "insignia y referente" en España en persecución de delitos contra la seguridad vial.

Coches que se incendian

La profesionalidad y pericia de los agentes de tráfico de la Urbana no se corresponde con la inversión en material para que trabajen. Según CSIF, el mal estado de las furgonetas del cuerpo municipal de seguridad ha provocado dos incidentes graves. Por un lado, un funcionario tuvo que ser ingresado en el hospital por inhalación de humo. Por el otro, una de las citadas furgonetas se incendió en medio de una vía con tráfico rodado y puso en peligro a sus ocupantes.

Ahora, la inminente entrada en vigor de la ZBE saca aún más los colores a la flota de vehículos del Ayuntamiento de Barcelona. La parte social recuerda que los agentes "tienen que multar a los ciudadanos" si se saltan el área de bajas emisiones con sus automóviles viejos. "Pese a que los vehículos policiales están exentos de tales restricciones para la circulación y de las infracciones correspondientes, es una situación poco ejemplar", subraya el sindicato. "Un agente --continúa la misma fuente-- puede denunciar a un conductor por la ZBE, cuando su vehículo policial contamine seguramente mucho más debido a sus características técnicas. ¿Predica la administración con el ejemplo?".

Multas de hasta 1.800 euros

La denuncia sobre las furgonetas viejas de la Guardia Urbana de Barcelona llega cinco días antes de que este cuerpo tenga que empezar a sancionar a los ciudadanos que, estos sí, conduzcan vehículos antiguos. Las multas emanan del capítulo sancionador de la ordenanza de bajas emisiones, una de las grandes apuestas del gobierno de Ada Colau este mandato. La normativa entró en vigor el 1 de enero, pero su apartado punitivo se retrasó para dar tiempo a la adaptación, primero, y por la pandemia, después. Ahora, el ayuntamiento no da más tregua y empezará a multar a a partir del martes, 15 de septiembre.

¿Cuánto? Las sanciones van desde los 100 euros a los 1.800 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. Los agentes podrán imponer sanciones si los vehículos sin certificado medioambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) entran en la Ciudad Condal --salvo la Zona Franca-- y los barrios de Vallvidrera, Tibidabo y Les Planes. La lista de vehículos afectados se puede consultar en este enlace.

Destacadas en Vida