Menú Buscar
Dos agentes de la Guardia Urbana vigilando una calle de Barcelona, en una imagen de archivo / CG

La Guardia Urbana neutraliza la venta de éxtasis en Barcelona

Desactivado el principal clan de distribución de droga en las zonas turísticas que, sólo el año pasado, obtuvo unos beneficios de 400.000 euros

3 min

Los almacenistas, los distribuidores, los recaudadores y los camellos. La Guardia Urbana de Barcelona ha desarticulado una banda de narcotraficantes compuesta íntegramente por ciudadanos de origen pakistaní, en lo que se ha calificado por fuentes judiciales como el mayor golpe al tráfico de pastillas MDMA y éxtasis que se ha producido en los últimos años en la capital catalana.

El éxito de la operación no radica tanto en el volumen de lo aprehendido, sino porque esa organización neutralizada abastecía el 90% de estas sustancias en la Vila Olímpica, el Maremágnum y distintos puntos de masiva concurrencia turística de la ciudad.

Meses de trabajo sigiloso

La Guardia Urbana llevaba meses investigando a esta organización que disponía de dos pisos en la calle Mar de Barcelona. Unos de ellos era el lugar de almacenaje. El otro, un narcopiso al que se acercaban para reponer mercancía los camellos de la trama o clientes a título individual.

El juez de Instrucción número 7 de Barcelona que investiga el caso a través de los agentes de la Unidad de Investigación de la Guardia Urbana ha logrado identificar a los tres capos que dirigían el clan. Un grupo, dirigido por Ali Akbar, se dedicaba a la recaudación. Otro cabecilla, Muhammad Arsal, era el responsable de la red de ventas, y Kadir Haman, el responsable de los lateros, empleados de la organización que tiene por cometido captar nuevos clientes.

Los tres han ingresado ya en prisión.

Golpe a la venta en la calle

Las fuentes policiales consultadas por este medio confirman que, al menos de forma temporal, se ha interrumpido la venta masiva de pastillas en zonas de bullicio turístico de Barcelona, como por ejemplo la Vila Olímpica. Son los turistas el objetivo de esta organización y también el de sus grupos rivales.

Los seguimiento efectuados por la Guardia Urbana, además de identificar a los líderes del clan, han permitido filmar operaciones concretas de venta de narcóticos en las que participaban los llamados lateros (captadores de clientes), los punteros, los que la vendedores y los caleteros, que son los que trasladaban las grandes partidas entre los pisos de almacenaje y los puntos de venta.

El juez de Instrucción número 7 de Barcelona destaca en sus informes que aparte del MDMA y del éxtasis, este grupo se dedicaba a la distribución al por menor de cocaína, marihuana y hachís así como de Sildenafil, el compuesto genérico de la viagra.

Destacadas en Vida