Menú Buscar
La acampada de trabajadores y empresarios de ocio nocturno en la plaza Sant Jaume de Barcelona / CG

Guardia Urbana denuncia a 4.500 'botelloneros' pese a la pandemia

El ocio nocturno catalán reclama al Govern que active el plan de reapertura del sector, que ya está escrito y guardado en un cajón

3 min

La Guardia Urbana de Barcelona (GUB) interpuso hasta 4.473 denuncias por molestias en el espacio público de enero a junio pese a la pandemia y el aislamiento que rigió en la ciudad por la primera ola del coronavirus. El cuerpo municipal de seguridad ha tenido que redoblar su patrullaje tras el encierro por las aglomeraciones nocturnas, según muestran los datos a los que ha accedido este medio.

Fuentes del sector de la seguridad han aportado las cifras. La Urbana denunció 4.473 veces a personas que se encontraban en el espacio público por las molestias que causaban. El dato hasta junio se dispara en comparación con el del año anterior, cuando en 12 meses la GUB interpuso 5.885 denuncias. De las casi 4.500 intervenciones contra botellones, parquineos y fiestas callejeras hasta junio, hasta 2.070 tuvieron lugar entre marzo y junio, cuando regían las medidas de clausura.

El ocio nocturno pide la reapertura

Lo que es más: la Urbana se vio forzada a reforzar su presencia callejera a partir de junio --cuando decayeron las medidas estrictas de seguridad sanitaria-- por el incremento de los botellones. Ello da argumentos al sector del ocio nocturno catalán, cerrado desde el 24 de julio por orden gubernativa.

Las discotecas, salas de conciertos o fiestas reclaman al Procicat, organismo de coordinación de las emergencias en Cataluña, que active el plan de reapertura, que tiene ya esbozado y pendiente de publicación. Mientras, parte de los operadores se encuentran acampados en la plaza Sant Jaume de Barcelona, frente al Ayuntamiento de Barcelona y el Palau de la Generalitat. Exigen poder operar con medidas de seguridad.

Peligro de los fondos 'buitre'

Ello, la vuelta a la facturación, lo pedirán oficialmente los empresarios al Procicat hoy martes, 6 de octubre. Se prevé que el sector redoble la presión para lograr un ocio nocturno reglado, inspeccionado y que presente medidas de contención del patógeno.

Fecalon, patronal del sector, recuerda que si el Govern no permite la "reapertura controlada" de la industria, los fondos buitres se harán con las discotecas. A este respecto, la organización empresarial pone de ejemplo el caso del Club Capitol, el antiguo teatro de las Ramblas por el que pugnan una tienda de ropa y un súper.

Destacadas en Vida