Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Patinetes eléctricos en la avenida Diagonal de Barcelona / CG

La Guardia Urbana multa a 244 patinetes en el primer día de control

La nueva normativa establece que las sanciones oscilarán entre los 100 y los 500 euros dependiendo de la gravedad de la infracción

2 min

La Guardia Urbana de Barcelona multó ayer a 244 conductores de patinetes por incumplir la nueva normativa de la DGT que entró en vigor el pasado 2 de enero. De esta forma, la policía ha empezado a controlar de forma más rígida el cumplimiento de la norma, que afecta a patinetes eléctricos, segways y trixis.

Algunas de las directrices que establece la nueva regulación pasan por el impedimento de que ningún vehículo eléctrico de movilidad personal (VMP) pueda circular por las aceras, ni por zonas peatonales. Además, no pueden superar en ningún caso los 25 km/h ni llevar a nadie de paquete.

De 100 a 500 euros

La mayoría de las sanciones impuestas han sido por circular por la acera, llevar auriculares puestos y saltarse un semáforo en rojo. Las 244 multas suponen diez veces más que las tramitadas de media cada día durante el año pasado.

La nueva normativa fija que las penalizaciones oscilarán entre los 100 euros y los 500, dependiendo en todo momento de la gravedad de la infracción realizada.

Ampliar la regulación

El consistorio barcelonés fue de las primeras administraciones que estableció una regulación para los patinetes. En este sentido, el ayuntamiento tiene en mente modificar la ordenanza de la DGT.

Por medio de esta actuación se pretende obligar a que los patinetes y otros vehículos de movilidad personal estén asegurados y sus conductores lleven casco en 2022. En estos momentos tan solo los patinetes de más de un metro, tipo B, están obligados a llevar este dispositivo de protección.