Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de la Guardia Urbana patrullan por las calles de Barcelona / EFE

La Guardia Urbana, en alerta: "Los positivos en el cuerpo seguirán aumentando"

El Ayuntamiento de Barcelona admite que "pasado el pico de la pandemia, se decidió enviar menos informes sobre la evolución del Covid" entre los agentes

5 min

23 nuevos casos detectados y 27 agentes más confinados. Este es la evolución de los casos de Covid en la Guardia Urbana de Barcelona después de que desde el 6 de julio el ayuntamiento no informara de la evolución de los contagios a sus trabajadores. El goteo es constante y los agentes advierten de que “en la próximas semanas los positivos van a seguir aumentando”.

El sindicato CSIF denuncia que hasta este lunes el Ayuntamiento de Barcelona no les ha facilitado ningún tipo de información. Una decisión que consideran que es fruto de una “falta de responsabilidad y transparencia” por parte de la administración.

 

 

Guardia Urbana: higienización del equipo frente al Covid-19 / GUARDIA URBANA

"Relajación de medidas"

“Inexplicablemente nos han ocultado estos datos y hemos tenido que recurrir a la denuncia pública para que nos los facilitaran”, critica el responsable sindical del cuerpo, Eugenio Zambrano. En este sentido, requieren que el consistorio vuelva a ofrecerles esta información de manera regular. “Exigimos al gobierno de Colau que se lo tome tan en serio como las demandas que ella hace a la Generalitat​ y al Gobierno”, sentencia.

Zambrano lamenta que hayan tenido que conocer este aumento de casos generalizados en la Guardia Urbana un mes después, un hecho que atribuye a “la relajación de las medidas de seguridad por parte del ayuntamiento”.

Curva de la evolución de casos Covid en Guardia Urbana de Barcelona / AYUNTAMIENTO
Curva de la evolución de casos de Covid en la Guardia Urbana de Barcelona / AYUNTAMIENTO

Más controles

Los agentes demandan que “se apliquen los protocolos establecidos” y solicitados: “Que las patrullas sean fijas, que los EPI se entreguen de forma homogénea y que hagan pruebas PCR”. Hasta ahora, ninguna de las tres cosas se cumple, aseveran. Por su parte, el consistorio defiende que se han hecho “1.000 pruebas durante el mes de julio”, ya que se realizan “tres cada semana”. Se trata de análisis serológicos.

“Son test rápidos que tienen una efectividad menor”, recuerda Zambrano. De hecho, afirma que hay agentes que han dado negativo en las pruebas realizadas por la administración y cuando han ido al CAP por iniciativa propia a hacerse un PCR han dado positivo. Un hecho que “pone en riesgo no sólo a los compañeros sino también a sus familias y amigos”, apunta.

105 agentes confinados

Desde el ayuntamiento confirman las afirmaciones del sindicato. “La Administración no hace pruebas PCR sino test serológicos”, por lo que como dicen los agentes quien quiera realizarse una debe acudir a su ambulatorio. Asimismo, confirma que desde el 6 de julio y, “pasado el pico de la pandemia, se decidió enviar los informes sobre la evolución del Covid en el cuerpo de manera más esponjada”.

Ha tenido que pasar más de un mes para que la Guardia Urbana conociera la situación en que se encuentra. “Ahora mismo hay 16 positivos y 105 agentes confinados, 60 de los cuales por prevención”, aseguran. En total, son ya ha habido más de 900 casos desde el inicio de la pandemia, destacan desde CSIF.

Evolución de casos Covid en Guardia Urbana de Barcelona / AYUNTAMIENTO
Evolución de los casos de Covid en la Guardia Urbana de Barcelona / AYUNTAMIENTO

"Comportamiento dictatorial"

Este fin de semana, el cuerpo denunció un tercer contagio en la unidad de playas, algo que hizo saltar las alarmas. Sindicatos como SAPOL, que no está en la mesa de negociación y es mayoritario en el cuerpo, han pedido el cierre de dicho departamento. Zambrano se muestra mucho más cauto. “Es una imprudencia temeraria de dimensiones importantes”, alerta. “No se puede desatender a la población porque haya contagios en el cuerpo”, destaca.

CSIF apuesta porque el consistorio deje de tener “comportamientos dictatoriales”, que permita la colaboración de los sindicatos en el plan de control de la situación y que atienda a sus peticiones para frenar la evolución de los casos. Por último, lanza una interrogante al equipo de gobierno de Colau: “Si no sabes gestionar tus servicios públicos, cómo vas a gestionar los de toda la población”.